El Rey de España, Felipe VI, comunicó su decisión de dar más tiempo a los partidos políticos de España para negociar la investidura de un nuevo presidente de Gobierno.

Así lo dio a conocer la Casa del Rey en un comunicado, luego de que Felipe VI sostuviera un encuentro con el presidente del congreso español, Patxi López, para darle a conocer su decisión.

Con esta decisión, se suspenden por el momento nuevas consultas con los representantes de los partidos políticos, de manera que las organizaciones "puedan llevar a cabo las actuaciones que consideren convenientes”.

Ahora los grupos parlamentarios podrían entrar en una nueva etapa de negociaciones con el horizonte del 2 de mayo como fecha límite para que sea investido un nuevo presidente del Gobierno. Si ese día no hay un jefe de Gobierno elegido, entonces se convocarán nuevas elecciones.