El verano inició y a lo grande. El ambiente de festejo, alegría y unidad familiar y comunitaria se empezó a sentir con mucho ímpetu este domingo en la ciudad de Managua, donde desde todos los distritos salieron miles de pobladores hacia los balnearios cercanos a la capital, en paseos organizados por el Gobierno Sandinista.

Los buses facilitados por orientaciones del Comandante Daniel Ortega y la Compañera Rosario Murillo se apostaron desde muy tempranas horas en diferentes barrios para recoger a todas aquellas familias que quisieran disfrutar de la alegría de vivir en paz.

Familias disfrutan de la alegría de vivir en paz gracias al Gobierno Sandinista

La realización de estos paseos no fue cosa al azar y contó con una muy organizada logística. En el Distrito III, por ejemplo, fue evidente como los Gabinetes de la Familias, los Comités de Liderazgo Sandinista (CLS) y los políticos de cada barrio estuvieron movilizados toda la semana haciendo los correspondientes preparativos y llamando a sus vecinos a aprovechar estos viajes gratuitos.

Entre los barrios del distrito que no dejaron pasar la oportunidad están Los Solanos, Tierra Prometida, Ayapal, Bertilda Olegario, La Zacatera, Bloque K, Alexis Argüello II y El Recreo. Sus pobladores tuvieron como destino de recreación la bella Laguna de Xiloá.

Familias disfrutan de la alegría de vivir en paz gracias al Gobierno Sandinista

Un viaje privado es caro

Las personas consultadas no tuvieron suficientes palabras para agradecer al Gobierno la facilidad que les dio de irse a divertir con sus hijos, esposos, esposas, hermanos, nietos y vecinos, ya que muchas veces no se cuenta con el dinero para pagar un viaje privado.

“Es caro y a veces no tenemos las facilidades para poder ir a un viaje, entonces nos sentimos bien porque (el Gobierno) está facilitando todo esto”, dijo Verónica López, pobladora del barrio Alexis Argüello.

Familias disfrutan de la alegría de vivir en paz gracias al Gobierno Sandinista

Por otro lado, subrayaron la importancia de disfrutar sanamente, cuidar a los niños y ancianos y estar siempre pendiente de las orientaciones de las autoridades nacionales.

Vale también subrayar el sentimiento de unidad que reinó en este viaje a Xiloá, al existir la conciencia en cada una de las familias de que este paseo era de toda la comunidad, tal y como ha sido el deseo de Daniel y Rosario.

Familias disfrutan de la alegría de vivir en paz gracias al Gobierno Sandinista

“Yo voy con mi barrio Bertilda Olegario. Ya que el Comandante y la Compañera Rosario Murillo sacaron estos paseos hay que aprovechar, hay que aprovechar para andar con la familia, manifestó la señora Ana María Ramírez.

“¿Quién hace esto? Solo el presidente Daniel Ortega Saavedra y la Compañera Rosario Murillo, que están restituyendo los derechos de cada familia”, acentuó Ramírez, rodeada de sus hijos, nietos y vecinos.

Familias disfrutan de la alegría de vivir en paz gracias al Gobierno Sandinista

Xiloá es sin lugar a dudas el destino predilecto de los managuas, de tal forma que una vez que los buses se detuvieron en la entrada del Centro Turístico, la gente bajó a prisa, tendió sus enseres, y luego de ambientarse al clima de alegría reinante se zambulló en las frescas y cristalinas aguas de la laguna.

Ahí todo era algarabía: los niños jugando en el agua, los mayores haciendo sus piruetas, e incluso muchos solamente tomando un poco de sol en la orilla y disfrutando del ambiente festivo amenizado por las tradicionales cumbias y de vez en cuando uno que otro reggaetón o break dance.

Familias disfrutan de la alegría de vivir en paz gracias al Gobierno Sandinista

“Para todos es lo más maravilloso que está haciendo el gobierno”, dijo Carlos Membreño, para quien lo fundamental es que las nuevas generaciones están pudiendo aprovechar estas oportunidades.

Los paseos se están realizando desde este fin de semana hasta Semana Santa, así que no hay excusa para quedarse en casa añorando un sabroso chapuzón. Solo hay que buscar al político del barrio y apuntarse en la lista de quienes quieran disfrutar de la paz y tranquilidad que reina en Nicaragua.