El General recordó que el narcotráfico y el crimen organizado tienen mucha fortaleza económica “y a partir de esa fortaleza tienen capacidad de buscar cómo evadir los controles que cada nación tiene para tratar de  contrarrestarlos, contenernos y aplicarles la Ley, cuando en cualquiera de nuestros países violen las leyes establecidas”.

Asimismo destacó que lo  importante aquí es determinar que el Sistema de Inteligencia Nacional descubre esas situaciones, obteniendo resultados contundentes.

El Jefe del Ejército manifestó que Nicaragua posee una estrategia de país para enfrentar el narcotráfico y el crimen organizado, a través de la cual se ha constituido como un muro de contención en la región frente a esos males.

Ese muro de contención engloba una cantidad de tareas de inteligencia, contrainteligencia, coordinaciones interinstitucionales, apoyo entre países, tropas, personal y funcionarios, explicó Avilés.

El General precisó que el primer anillo estratégico  de la nación en cuanto a seguridad son los puntos más distantes en las fronteras, en el espacio aéreo, en los mares y litorales, “porque es ahí donde nosotros debemos de contener, desviar y capturar las mayores cantidades de drogas, capturar a todos aquellos que intenten venir a violar las leyes nicaragüenses”, aseguró.

“En la medida que nosotros avanzamos en esa  dirección, nosotros estamos evitando el impacto destructivo que todos estos factores, que  se conocen como amenazas emergentes o amenazas transnacionales, que impactan negativamente en la sociedad”, explicó.

Avilés recordó que Nicaragua y la región centroamericana están en un corredor entre un sitio que anualmente produce mil 700 toneladas de cocaína, y que el 80% de esa producción de droga viaja a través de los carteles mexicanos buscando el lugar donde más se consume que son los Estados Unidos.

“Lo destacable aquí es que  en medio de eso Nicaragua tiene unos niveles de seguridad reconocidos a nivel internacional y que hay marcadas diferencias entre los niveles  de seguridad de Nicaragua con nuestros hermanos al norte  de la región centroamericana”, expresó.

Parte del éxito de Nicaragua en la lucha contra el narcotráfico y el crimen organizado, Avilés lo atribuyó a que en el año 2010  la aprobación de la ley de Seguridad Democrática, permitió “fortalecer el Sistema de Inteligencia Nacional y seguir creando las fortalezas necesarias para tener mayor contundencia contra el narcotráfico y el crimen organizado”.

Proceso de investigación continúa en el caso de los 18 mexicanos


Consultado sobre la participación del Ejército en las investigaciones relacionadas con el caso de las 18 supuestos periodistas de procedencia mexicana detenidos por las autoridades nicaragüenses, Avilés destacó que “aquí hay un proceso, hay información amplia, efectivamente hay detenidos, y hay un proceso investigativo donde se tiene que determinar posibles vínculos de estos sujetos y determinar con certeza si son o no miembros de esa cadena que dicen ellos pertenecer”.

Indicó que por parte del Ejército de Nicaragua, las investigaciones están a cargo de un grupo de oficiales al mando del General Rigoberto Balladares y explicó que hay que dejar que las mismas finalicen para evitar caer en la especulación.

“La policía está haciendo su trabajo, la Fiscalía está haciendo su trabajo, se está cooperando con otros organismo de inteligencia y al final tengan la plena seguridad que con hechos reales  y verídicos es que se va a determinar qué es y a quiénes pertenecen estas personas”, finalizó.