En el reparto Ciudad Xolotlán, ubicado en el distrito VI de Managua, las brigadas de salud visitaron 300 viviendas para abatizar y fumigar.

La lucha contra las epidemias no solo está dirigida a estas acciones, los médicos casa a casa concientizan a los habitantes para que mantengan la limpieza, depositen en la basura todos aquellos objetos que o son de utilidad y que pueden almacenar agua que es propicia para que el zancudo adulta deposite sus huevos.

Arena de mar, cloro, cipermetrina, son algunos de los componentes del abate indicado para eliminar los huevos y larvas del zancudo que causa dengue, zika y chikungunya.

El doctor Benito Flores, director del centro de salud Silvio Ferrufino, del distrito VI, explicó que “A la par de la jornada de fumigación y abatización estamos realizando la más importante que es la concientización de la limpieza de las casas para la destrucción de criaderos, ahí estamos incidiendo más porque si nosotros sacamos todos los calaches y utensilios que no se ocupen nosotros no vamos a tener depósitos y por ende no hay criaderos y si no hay criaderos no habrán zancudos”.

“Les pedimos a la población que nos ayude con el cepillado de las pilas porque así eliminamos huevos y con el abate nosotros matamos la larva, es decir cortar el ciclo del zancudo para evitar que llegue a la fase adulta”, añadió el doctor Flores.

La limpieza debe ser prioridad de [email protected]

Doña Luisa Gaitán, mencionó que para lograr erradicar al mosquito transmisor, es necesario el acompañamiento de todos y todas en la comunidad.

“Todos debemos dar a fumigar las casas porque el zancudo no solo radica en mi casa, sino que en todas, por eso todos debemos abrir las puertas a estos jóvenes fumigadores”.

Indicó que en su vivienda se limpia minuciosamente todos aquellos rincones donde puede estar el zancudo.

“En mi casa hago lo que se debe, es decir limpieza, saco toda suciedad de los rincones porque los zancudos se arrinconan donde quieren”.

Cony Velázquez, expresó que “ojalá siempre vengan, gracias a Dios pasan también abatizando. Yo por precaución siempre tapo los trastes donde almaceno agua y embroco las botellas”.

Asimismo, la joven madre Esther Gómez, agregó que “acá en el barrio unos nos preocupamos por mantener limpio, pero hay otros que no tienen esa conciencia por eso no dejan de haber zancudos”.

“Yo no dejo de ponerle mosquitero para dormir a mi hijo y para mí también porque todos nos podríamos enfermar”.