La esperadísima secuela de Trainspotting volverá a contar con la pandilla original que se reunirá para involucrarse en la industria del vicio.

Irvine Welsh, autor del libro en el que se basa la original y de Porno, libro en el que se inspiraría la secuela, promete que Renton, Begbie, Sick Boy y Spud encontrarán una forma muy innovativa de estar involucrados en los vicios, un término usado generalmente en referencia a la prostitución, la pornografía o las drogas.

En entrevista con Vice sobre la historia de Trainspotting y su futuro, Welsh dijo que la secuela contará una historia de Edinburgo, Escocia, tal cual como es ahorita. “El elemento principal de la historia es básicamente la reunión de Renton, Begbie, Sick Boy y Spud y cuenta la historia de ellos involucrándose en la industria del vicio” dijo.

La secuela se basará en la novela de Welsh, Porno, pero no será exactamente la misma historia, según explica el afamado novelista: “Tuvimos que evolucionar, porque los actores tenían 10 años más cuando Porno salió y ahora tienen 20 años más. Tuvimos que tomar en cuenta esa realidad”.

Kelly MacDonald, la actriz que interpretó a Diane en la cinta original, se encuentra negociando para volver a su papel en este filme. “Estoy en conversaciones. He leído el guión. No sé cuánto puedo hablar de él, para ser honesta. Será muy interesante trabajar con la misma gente, y todo el mundo ha cambiado, pero ya sé cómo pararme en una marca en el suelo ahora” confesó en una entrevista.

Danny Boyle, director de la película y John Hodge, guionista, regresarán al filme con el reparto original, integrado por Ewan McGregor, Jonny Lee Miller, Ewen Bremner y Robert Carlyle, quienes comenzarían a grabar próximamente (mayo o junio) con miras a debutar la película en 2017.

Boyle, quien saltó a la fama por este filme y desde entonces ha dirigido grandes cintas como The Beach, 28 Days Later, Sunshine, Slumdog Millionaire (que le valió un Oscar a Mejor Director), 127 Hours, Trance o Steve Jobs, su más reciente trabajo, admitió que la idea de hacer la película es preocupante para él como director, pues lo crucificarían si es un mal producto. Teniendo en cuenta su trabajo, es poco probable que lo arruine.

El aclamado realizador aseguró a los fanáticos que quisiera tenerla lista para el aniversario número 20 de Trainspotting.