El sector privado de Nicaragua optará por el respaldo a la iniciativa del Gobierno Sandinista de adherirse al Acuerdo de Asociación Transpacífico (TPP, por sus siglas en inglés).

La iniciativa fue hecha llegar al Consejo Superior de la Empresa Privada (COSEP) y su representante, José Adán Aguerri, declaró esta mañana que enunciarán su postura formal, aunque adelantó su aprobación.

“Para nosotros es realmente importantísimo, estamos desde el sector privado realmente interesados y vamos a hacer una posición pública, oficial del sector solicitando efectivamente y respaldando que haya esa posición del Gobierno”, manifestó Aguerri.

No excluye otros tratados

Aguerri afirmó que esto no excluiría otros mecanismos de integración económica a los que el país está adscrito. En este sentido, valoró la mejor posición que Nicaragua tendría una vez adherida al TPP porque —por ejemplo— ya no se verá obligada a la compra de tela para pantalones a EEUU, sino que el mercado sería amplio.

“Eso significaría que vamos a tener siempre CAFTA, pero que ya tendríamos las reglas de TPP que no obligaría al sector nuestro de maquilas a tener que comprar la tela para las bolsas de los pantalones que nosotros hacemos”, detalló.

Con este mismo tratado, a Vietnam se le restarían entre un 20 ó 30 por ciento de los aranceles que se le solicitan para entrar comercialmente a Estados Unidos.

“Nosotros, al ser parte del TPP, podríamos igualmente comprar este tipo de ornamentos de Vietnam y utilizarlos sin tener que pagar ese 20, 30 por ciento de aranceles que hoy nosotros sí tenemos y esto de nuevo puede ponernos en el mismo nivel de competencia, afirmó.

Recordó al mismo tiempo que Nicaragua se encuentra en la mesa de negociación con Corea, país que produce insumos utilizados para la confección de prendas. Una vez incorporados en el TPP, podrían comprarse estos artículos a la nación de Asia Oriental sin tener que enterar aranceles.

“Nos estaríamos viendo beneficiados de estos diferentes tratados, no sólo de CAFTA, sino el de Corea, que nos permitiría mantener una posición de competencia, así que desde ese punto de vista nuestra primera reacción extraoficial, verbal, telefónica al gobierno, ha sido ante esa solicitud, que sí, que por supuesto, hay un enorme interés, expresó.

Aguerri dijo que la postura oficial del COSEP recogerá también un análisis de los impactos que significaría en los otros sectores económicos del país y no solamente el sector maquilas. La iniciativa del Gobierno fue igualmente presentada a gremios y asociaciones de trabajadores.