Los diputados en la Asamblea Nacional aprobaron el dictamen de ley que declara a Su Eminencia Reverendísima Cardenal Miguel Obando y Bravo, Prócer de la Paz y la Reconciliación, propuesta realizada por el Presidente de la República Comandante Daniel Ortega Saavedra en reconocimiento a su inmenso trabajo en favor de la unidad del pueblo nicaragüense.

La aprobación del dictamen de ley fue posible por el respaldo de los 63 legisladores de la bancada del FSLN, el diputado Wilfredo Navarro y Jorge Castillo Quant ,del PLC.

Antes de ser aprobado el dictamen en lo general, intervinieron 35 diputados y diputadas, quienes  de forma unanime destacaron los méritos del Cardenal Miguel, un hombre de Iglesia con una amplia trayectoria a favor de la paz y la reconciliación y la unidad de las familias.

La presidenta de la Comisión de Educación, Cultura y Medios de Comunicación, diputada Maritza Espinales, leyó el dictamen favorable y los fundamentos para su aprobación, subrayando que los obispos consultados concidieron en afirmar que es de justicia reconocerle en vida el trabajo histórico hecho por el líder espiritual a favor de Nicaragua.

Honor a quien honor merece

El Jefe de bancada del FSLN compañero Edwin Castro, destacó que la propuesta del presidente Daniel Ortega recibió el respaldo de la Iglesia Católica y de muchos otros sectores sociales del país, por ser Su Eminencia un hombre probo, cabal y entregado a su patria, al pueblo nicaragüense.

"Los que estamos presentes en este hemiciclo nos regocijamos porque es un día del deber cumplido con la historia", dijo Castro.

Un referente de valores

El diputado José Figueroa afirmó que el Cardenal Miguel, es un referente de valores para las nuevas generaciones y ha sido un hombre de Dios que ha engrandecido a Nicaragua.

"Respaldamos el dictamen ¿Y por qué queremos respaldarlo? Un prócer es una persona distinguida, valerosa y de alta dignidad, y el Cardenal Miguel Obando ha demostrado estas tres cualidades en los episodios más críticos de nuestra historia en los últimos 50 años. Ya vimos en el dictamen que fue distinguido en el sacerdocio, en su labor pastoral como obispo auxiliar, como obispo titular, como presidente de la conferencia episcopal, como cardenal y tambièn respaldamos esta propuesta porque el Cardenal ha sido un promotor destacado de la paz, ha mediado en momentos críticos y ha demostrado grandes habilidades como consejero ante los conflictos que se han presentado, por esas razones se le ha reconocido estos méritos no solamente por moros, sino también por cristianos", subrayó Figueroa.

La diputada Rosa Barahona de Matagalpa calificó al Cardenal como un Orgullo de Nuestro País.

El diputado y ex vicepresidente Jaime Morales Carazo, recordó al Cardenal Miguel cuando contribuyó desde su papel de mediador en los acuerdos de paz entre la entonces Resistencia Nicaragüense y el Gobierno, acuerdos que condujeron al fin de la guerra entre el pueblo nicaragüense.

Una figura imparcial por la paz

"Reconozco en el Cardenal Miguel su espiritu de imparcialidad total, sin nunca perder esa verticalidad, su prudencia, su paciencia, su ponderación que evitó en múltiples oportunidades naufragara ese proceso tan sensitivo y tan vital que nos conduciria al cese del fuego que es realmente al fin de la guerra en nuestro país", destacó Morales Carazo, quién en esa época fungió como jefe negociador de la Resistencia.

"Me toca hablar de hombre humilde, de un hombre sencillo, que se ha transformado por sus obras y sus hechos en un pro hombre, en un apóstol de Nicaragua y simbolo de la paz, me refiero a Su Eminencia Reverendísima Cardenal Miguel Obando y Bravo, una vida entregada al amor, a la paz, al amor al projimo y con una dedicación profunda hacia la familia, a la juventud y en general hacia el pueblo de Nicaragua", dijo por su parte el diputado Navarro.

El sector magisterial representado por el Secretario General de Anden, diputado José Antonio Zepeda, reconoció en el Cardenal Miguel Obando como el gran educador y hombre que ayudó al magisterio a tener las condiciones básicas para ejercer la profesión ante la intransigencia de los gobiernos neoliberales.

La bancada del PLI-MRS en una muestra de mezquindad hacia la figura del Cardenal Miguel Obando, se ausentó de sus labores parlamentarias.