La producción de algunas frutas, hortalizas y granos se ha visto afectada por el cambio climático, revela un informe del Gobierno de Nicaragua.

Estas afectaciones consisten, en algunos casos, en el retraso del período de floración producto de la humedad del suelo y las altas temperaturas.

En otros casos, la afectación consiste en lo contrario: la floración anticipada de las plantas.

Este fenómeno se explica con que los árboles retrasan o adelantan su reproducción para asegurar su sobrevivencia en mejores condiciones de clima.

De acuerdo al informe, algunas frutas que han sido afectadas son:

Mango: Se ha atrasado hasta 25 días.
Aguacate: Se ha atrasado entre 1 mes y 1 mes y medio.
Naranja y Mandarina: se ha retrasado hasta 1 mes.

Además del retraso en la aparición de las flores se presenta una duración más larga del período de floración que hace coincidir el crecimiento de los frutos con los fuertes vientos de la época, provocando su caída y generando pocos frutos en las cosechas.

Así mismo, en el cultivo de los mangos se identificó que algunas variedades tuvieron floración anticipada en Agosto y Septiembre, provocando que cuando están en su época normal (Enero) disminuyen su producción hasta en 60%.

Por otra parte, los vientos también están afectando los cultivos de níspero y zapote provocando la caída de frutos en desarrollo.

En el cultivo de la piña, se están cosechando en un tamaño más pequeño de lo normal debido a la falta de humedad.

Además, los extensos períodos de sequía han provocado mayor presencia y aparición de nuevas plagas y enfermedades en Hortalizas, Maíz, Frijol y Maní.

Hortalizas

Las hortalizas son las más afectadas por la variabilidad climática, destaca el informe, ya que en los cultivos se han incrementado las poblaciones de plagas como ácaros blancos y ácaros verdes (ambos pasaron de 2 hasta 18 por planta) y gusano del fruto (pasó de 1 a 5 por planta), entre otros.

Por esta razón se ha aumentado el uso de Agroquímicos y en algunos cultivos son hasta incontrolables llevando a la pérdida de la producción, indica la información.

En el caso del tomate, también se ha incrementado la presencia de paratrioza (plaga que transmite una bacteria) pasando de 2 hasta 20 insectos por planta.

Las enfermedades en hortalizas que han incrementado su presencia y resistencia son provocadas por hongos y bacterias (tizones y marchites de la hoja) todo esto debido a las altas temperaturas y falta de humedad.

Maíz

Las principales anormalidades reportadas son el incrementos de poblaciones de plagas, como gusanos cogolleros pasando del 25% al 75% de presencia cuando hay afectaciones en las plantaciones; gallina ciega (pasó de 1 a 3 por planta), barrenadores de tallos (pasando de 1 hasta 3 por metro cuadrado) y la chicharrita (pasó de 3 a 5 por planta).

Hemos observado que enfermedades como la mancha de asfalto ahora tiene presencia en zonas donde antes no se presentaba (Nueva Guinea).

Los que han estudiado esto no pronosticaban que esta zona fuese afectado por esta enfermedad ya que no presenta las condiciones climáticas para su desarrollo.

Frijol

Se identificó el aumento de poblaciones de babosa (pasó de 1 hasta 3 por metro cuadrado) en las plantaciones.

En las zonas húmedas e intermedias de nuestro país confirmamos que han aumentado las afectaciones de enfermedades como el mosaico dorado (pasando del 5% al 35% en las plantaciones), mancha angular (pasó del 30 al 70%) y falsa mancha angular (pasando del 20% al 70% en las plantaciones).

Maní

Desde el año 2013 se reporta una nueva enfermedad en este rubro, conocida como mancha parda.

En el caso del arroz de riego, la sequía favoreció sus rendimientos debido a la escasa nubosidad permitió más captura de luz por parte de la planta, obteniendo rendimiento de hasta 160 quintales granza por manzana.

La apicultura bajó su producción en aproximadamente un 80% debido principalmente a la ausencia de la flor amarilla y la disminución de la floración en especies que alimentan a la abeja.

En comunicación este martes con el pueblo nicaragüense, la Compañera Rosario Murillo, Coordinadora del Consejo de Comunicación y Ciudadanía, señaló que “estos son efectos de lo que llamamos Cambio Climático, y tenemos que pensar bien cómo vamos a seguir produciendo frente al Cambio Climático; cómo asumimos responsabilidad cada [email protected]; cómo hacemos todas esas obras de mitigación que hay que hacer en las pequeñas parcelas, que son el trabajo no costoso, no muy costoso, pero que ayudan”.

“Esa reforestación que tenemos que hacer más y más, pero asumir la responsabilidad también [email protected], cada [email protected] de [email protected] [email protected] El Gobierno tiene que hacer mucho, y [email protected] [email protected] tenemos mucho que hacer. Esa és la Conclusión a la que tenemos que llegar todos los días”.