Con la instalación de un tanque de almacenamiento de 22 mil litros de agua, el Gobierno Sandinista, a través de la Empresa Nicaragüense de Acueductos y Alcantarillados (Enacal), está respondiendo a la demanda de la comunidad estudiantil del Centro Escolar René Schick, mismo que cuenta con una matrícula de 1 mil 810 alumnos en los turnos matutino y vespertino.

“El servicio de agua en el sector del reparto Schick es brindado durante las noches, lo cual limita la situación en el colegio, por ello estamos efectuando una conexión directa de la red central al tanque que estamos colocando dentro del colegio, permitiendo así que el líquido almacenado abastezca una batería de servicios higiénicos y tres bebederos”, refirió Humberto Cornejo, Jefe de Operaciones de Enacal.

Estudiantes del Colegio René Schick superarán situación de desabastecimiento de agua potable

En total son veinte los centros educativos de la capital que contarán con la instalación de este tipo de recipientes, mismos que tienen un costo de 70 mil córdobas, los cuales provienen de los fondos propios de la institución.

“La colocación del tanque es una respuesta positiva e inmediata a la demanda que teníamos, recordemos que el agua es un servicio fundamental sobre todo para nuestros niños. Una vez que contemos con el recurso, nuestros niños van a poder lavarse las manos, tomar de la misma y sobre todo tener mejores condiciones para recibir sus clases”, destacó Rosa Lidia Alvarado, directora del centro.

Estudiantes del Colegio René Schick superarán situación de desabastecimiento de agua potable

El vital líquido es la garantía de la salud de los niños por ello en el centro educativo se impulsará una campaña de concientización para que hagan un buen uso del recurso y de esta manera ser artífices de su propio bienestar.

“Ahora vamos a poder tomar agua y hacer uso de los nuevos sanitarios, muchas veces después del receso tenemos sed y si no traemos agua de nuestras casas nos toca aguantar, ahora que están construyendo un tanque estamos contentos y agradecidos con Enacal y estamos comprometidos a hacer un buen uso del agua, finalizó Katherine Morales, estudiante de quinto grado.