Cada día que pasa la lucha contra el vector Aedes Aegypti, responsable de transmitir el dengue, zika y chikungunya se intensifica en los barrios de Managua.

En el sector de Oro Verde, en el distrito III de la capital, las brigadas del Ministerio de Salud se despliegan desde temprano para fumigar y abatizar unas 270 viviendas, donde habitan más de mil familias.

En este sector los brigadistas que fumigan y abatizan no dejan de pasar una vez a la semana para acompañar a las familias en la lucha por erradicar los criaderos y a los mosquitos adultos.

Luisa Guerrero, habitante del barrio Oro Verde, Distrito III, dice que se alegra cada vez que escucha el rugir las motobombas que se utilizan para fumigar.

"Es una alegría tremenda, porque esta zona es muy fresca, hay muchas plantas y árboles y hay bastantes mosquitos, a pesar que se está fumigando periódicamente siempre hay mosquitos", comentó.

Guerrero manifestó que gracias a Dios y al Gobierno Sandinista en ese barrio son pocas las personas que han sido diagnosticadas con dengue o chikungunya y hasta el momento no conocen casos de zika.

"Esto es algo bueno porque así nos ayuda a evitar el dengue, el zika y el chikungunya. Nosotros ayudamos a poner las botellas boca abajo y botar lo que no nos sirve para que no se acumule agua y que no se incremente el mosquito, el zancudo", comentó.

Doña Isaura Díaz, otra vecina del barrio Oro Verde, también destacó que los fumigadores pasan seguido y dijo que eso es bueno porque así se evitan muchas enfermedades.

"Me parece una labor buena que está haciendo el presidente porque así evitamos que nuestros hijos se enfermen y evitamos estar en un hospital porque a veces es duro estar ahí", explicó.

"En la casa ayudamos a recolectar la basura, cuando pasa el plan calache botamos todo lo que no sirve. Ponemos las botellas que no ocupamos boca abajo, no tenemos recipientes con agua almacenada, limpiamos pilas y lavanderos, limpios los barriles", señaló Díaz al preguntársele por las acciones que realizan en su vivienda para evitar los criaderos de mosquito.

El Doctor Elvis Almanza, del Centro de Salud Edgar Lan, dijo que la batalla contra el zancudo se ha intensificado en todo el distrito III.

Destacó que ahora se han incorporado estudiantes de las facultades de medicina de las distintas universidades, quienes también colaboran con la labor de sensibilización.

"La población también está colaborando, están anuentes a abrir las puertas. Estas jornadas de sensibilización han dado un impacto trascendental. Ahora la gente está interesada a abrir las puertas para que entren los brigadistas y de esta manera disminuir los brotes de dengue, zika y chikungunya", dijo el epidemiólogo.