El Director del Centro de Retiro Espiritual “Betania”, de Dolores, Carazo, padre Neguib Eslaquit, se ha sumado a las voces que apoyan el que la Asamblea Nacional nombre a Su Eminencia Reverendísima Cardenal Miguel Obando y Bravo como “Prócer de la Paz y la Reconciliación”.

Eslaquit dice confiar en que los parlamentarios darán su voto a esta iniciativa del Presidente de la República, Comandante Daniel Ortega Saavedra, y de la Coordinadora del Consejo de Comunicación y Ciudadanía, Compañera Rosario Murillo Zambrana.

“Lo que podemos destacar de la vida del Cardenal es que en él se han cumplido sobre todo esos dos mandamientos que resume toda la Ley y toda la Sagrada Escritura: ha amado a Dios por sobre todas las cosas, y ha amado a su prójimo como a sí mismo, sirviéndolo en todos los contextos históricos, diversos, de nuestra sociedad y de nuestra patria”, expresa.

“Ahí ha estado presente nuestro Cardenal Obando en los momentos de tensión, en los momentos de guerra, en los momentos de reconciliación, en los momentos de tristeza, en los momentos de alegría; ahí siempre el corazón, el abrazo, la mirada tierna, las manos extendidas, en corazón grande, el ánimo valiente de nuestro Cardenal Obando y Brazo, Prócer de la Alegría, Prócer de la Paz, Prócer de la Reconciliación, hombre ilustre, como diría nuestro Señor Jesucristo, en el cual no se encuentra ninguna tacha”, subraya.

Para el sacerdote un nombramiento así no es más que reconocerle al Cardenal noventa años de vida de plena entrega a Nicaragua y de amor a los más necesitados.