Las 458 familias que habitan en el Barrio Enrique Smith, ubicado en el distrito VII de Managua, se dispusieron desde muy temprano a sacar los calaches que no ocupan, limpiar patios y depósitos de agua para eliminar huevos y larvas del zancudo transmisor del dengue, chikungunya y zika.

La doctora Lastenia Gómez, directora del Centro de Salud de Villa Libertad, durante la jornada de sensibilización, explicó que las acciones anti epidémicas se han ido intensificando en todo el trayecto, dirigido a sensibilizar a las personas sobre la importancia de identificar los criaderos de zancudos en los hogares.

“Estas acciones han ido acompañadas por planes de calache, fumigación, abatización, pero lo más importante es que la familia colabore en sacar los desechos del hogar para garantizar que las viviendas estén libres de enfermedades”.

Massiel Juárez, quien tiene una niña de seis años, comentó que todos los días está pendiente de la limpieza de todo su hogar para prevenir estas enfermedades.

“Hay bastante zancudo, pero yo cuido a mi niña, cuando duerme yo le pongo mosquitero y repelente en el cuarto”.

“Del Ministerio de Salud he escuchado que es necesario sacar todo del patio, no tener agua estancada en los recipientes”.

Jornada antiepidémica en Managua

Limpieza debe ser compartida

Asimismo, la señora Brenda Sandino, externó que ella junto a la gran mayoría de los pobladores, han participado en las jornadas de limpieza que cada fin de semana ejecuta el Ministerio de Salud.

“Le decimos a toda la población del barrio que mantengamos limpias nuestras casas, que eliminemos los criaderos de zancudo, todos estamos trabajando en conjunto en el plan calache y la abatización que se realizó en estos días”.

Jorge Estrada, dejó entrar a los fumigadores a su vivienda, pero antes agarró tres chocoyitos que día y noche le hacen compañía.

“Saqué los chocoyitos para protegerlos, pero es una gran labor la que andan haciendo para eliminar el chikungunya, el zika y todo eso, más donde hay niños pequeños aunque claro todos podemos pasar por esa enfermedad”.

“Gracias a Dios en el tiempo pasado, aquellos viejitos me dieron la educación que el aseo es primordial, por eso lo más recomendable es que si no queremos pasar por la enfermedad hagamos lo posible como tener aseado tanto personal como en el hogar”, indicó.