La noche de este martes se presentó por segunda ocasión en el Teatro Nacional Rubén Darío la ópera Turandot, del maestro italiano Giacomo Puccini, en el marco de la celebración del Primer Festival Pucciniano en América Central.

Turandot es una ópera en tres actos con música de Giacomo Puccini y libreto en italiano de Giuseppe Adami y Renato Simoni.

En la ópera Turandot, participan los nicaragüenses Laureano Ortega, Mario Rocha y Elisa Picado, interpretando a la princesa Turandot.

El director del Teatro Nacional Rubén Darío, Ramón Rodríguez, destacó que en la obra participan artistas nicaragüenses de trayectoria y también en la orquesta participan jóvenes nicaragüenses.

"Somos alrededor de 200 personas que estamos trabajando en esta producción... es un esfuerzo donde se está concentrando la relación cultural entre Italia y Nicaragua", señaló Rodríguez.

Franco Moretti director de la Fundación del Festival Pucciniano, consideró que las presentaciones en Nicaragua han sido un gran éxito.

"Yo creo que ha sido un gran trabajo con calidad de nivel internacional. La calidad de los artistas y la calidad técnica de la concepción de la escena es impresionante", aseguró Moretti.

Luca Ramacciotti, director escénico, resaltó que el tema principal de la ópera Turandot es el amor.

"Estamos en la China del cuento de hadas, en Beijing. Turandot es una princesa que siempre pone tres enigmas a todos sus pretendientes. Los pretendientes que no pueden solucionar los enigmas los manda a cortar la cabeza. Caláf se enamora de ella y también le pone los tres enigmas. Caláf logra adivinar los acertijos y para estar seguro de que Turandot está enamorada de él, le pone un acertijo cuya solución esta en una esclava de Caláf. El acertijo que Caláf le pone a Turandot es saber el nombre de él. Como la esclava esta enamorada de Caláf prefiere matarse antes que dar a conocer el nombre de su amo, entonces a raíz de eso Turandot aprende lo que es el amor y se enamora del príncipe Caláf", resaltó Ramacciotti.

Al inicio de la presentación se transmitió un breve mensaje del cantante de ópera Andrea Boscelli, en el cual saludó a los asistentes a la ópera y destacó el trabajo de la Fundación Puccini.