Rusia espera el apoyo inequívoco a la iniciativa de paz en Siria, concertada entre las partes auspiciadoras para un efectivo y duradero alto el fuego, afirmó hoy el titular del Consejo de la Federación (Senado), Konstantin Kosachiov.

El presidente Vladimir Putin notificó en una alocución en vivo ayer por los canales federales un acuerdo concertado con Estados Unidos para una tregua en Siria desde el 27 de febrero a las 00.00 (hora local).

Putin indicó que el pacto fue alcanzado en una conversación telefónica con su par, Barack Obama, por iniciativa del Kremlin.

Amplió el mandatario que el entendimiento contará con la participación de todas las partes del conflicto sirio que acepten el acuerdo, pero reiteró que quedan excluidas las organizaciones reconocidas como terroristas por el Consejo de Seguridad de la ONU como el autodenominado Estado Islámico (EI) y Frente al Nusra.

Una tregua positiva y efectiva depende de los esfuerzos mancomunados de toda la comunidad internacional y de las presiones que puedan ejercerse sobre todas las partes, sostuvo Kosachiov.

Insistió el senador ruso, citado por las principales agencias, en que el armisticio, que no fue la primera iniciativa de esa naturaleza, tendrá éxito en la medida del nivel de consolidación de la comunidad internacional para una paz duradera en Siria.

Es muy importante, subrayó el parlamentario, que Estados Unidos cumpla su parte en el acuerdo, "lo que no ocurrió con Ucrania en febrero de 2014", evocó Kosachiov en alusión clara al golpe de Estado en Kiev.

La avenencia promovida por Moscú y Washington supone acciones conjuntas para controlar el alto el fuego y determinar las regiones ocupadas por los terroristas, en línea directa de comunicaciones y posiblemente mediante un grupo de trabajo de cara a un intercambio de información, precisó Putin.

El jefe del Kremlin especificó asimismo que antes del 26 del mes en curso todas las partes deben confirmar a Rusia y Estados Unidos su compromiso con el cese el fuego.

Reiteró Putin que significaba una oportunidad real para frenar el derramamiento de sangre en Siria y expresó que los dos países auspiciadores estaban listos para lanzar ese mecanismo eficaz como presidentes del grupo Internacional de Apoyo a Siria.

Los grupos armados de la oposición y las Fuerzas Armadas sirias para participar en el cese de las hostilidades deben confirmar ese propósito a Rusia o Estados Unidos hasta las 12:00 (hora de Damasco) del 26 de febrero y aceptar un grupo de condiciones.

Agrega el documento que en esta tregua participarán todas las partes del conflicto que acepten el acuerdo, del que quedan excluidos solamente los grupos terroristas Estado Islámico (EI) y el Frente al Nusra, en consonancia también con el denominado plan de Múnich, pactado la semana pasada por el Grupo de Apoyo a Siria.