Un enorme meteorito explotó sobre el Atlántico a principios de este mes, aunque pasó desapercibido, informó la NASA.

El evento tuvo lugar el pasado 6 de febrero, cuando el meteorito de entre 5 y 7 metros de diámetro explotó en el aire, a unos 1,000 kilómetros de la costa de Brasil.

La explosión generó una energía equivalente a 13,000 toneladas de TNT, es decir la misma cantidad de energía liberada durante la detonación de la primera bomba atómica en Hiroshima en 1945.

Este meteorito es el más grande registrado desde el que cayó en la ciudad rusa de Cheliábinsk el 15 de febrero de 2013, el cual hirió a unas 1,600 personas.

En comparación, el llamado “bólido de Cheliábinks” generó una energía equivalente a 500,000 toneladas de TNT.