Una Gigantona y un Enano Cabezón que rotan continuamente 360 grados sobre su eje y se elevan imponentes en el Paseo Xolotlán, se convirtieron este domingo en una parada obligatoria para los que disfrutaron de la diversión que ofrece cada fin de semana la Avenida de Bolívar a Chávez a las familias nicaragüenses.

El concurrido lugar se ambientó con los correteos y sonrisas de los más pequeños. No obstante, los más adultos no se hicieron ajenos de las diversas actividades que se preparan para entretener y en esta ocasión, fue la impresionante alegoría tradicional la que captó más miradas.

Cultura e identidad

“(La Gigantona y el Enano) representa la algarabía, nuestra cultura y nuestra identidad nacional esa cultura tan pintoresca y esa picardía que nos representa como nicaragüenses (…) aparte de ser uno de los personajes pintorescos de las calles de León y que también se ha trasladado a nuestra ciudad Managua es también parte de nuestra cultura”, refirió Griselda Rivas muy contenta con la atracción.

Precisamente procedente de la ciudad de León, Gloria Cordero, que ha visitado ya varias veces el Paseo Xolotlán dijo estar orgullosa de esta pieza de las tradiciones nacionales y se mostró feliz por encontrar algo nuevo siempre que llega a estos espacios de recreación.

“Venimos seguido… está muy bueno, muy recreativo para los niños y para las familias nicaragüenses”, agregó.

Compromiso del gobierno

Igualmente, Elvira Espinoza de Ciudad Darío en Matagalpa, dijo estar satisfecha por el compromiso que asume el Gobierno Sandinista de crear mejores condiciones para que las familias nicaragüenses gocen de un sano esparcimiento.

“Feliz porque el Gobierno está haciendo algo bonito para las familias y para los nicaragüenses… antes no conocía y hasta ahora que vengo. Está muy bonito”, expresó.

Don Ricardo Sequeira admitió que es responsabilidad de todos los nicaragüenses contribuir a mantener estos espacios limpios y en buen estado, para así disfrutar del derecho que en Nicaragua se había negado por tanto tiempo.

“Está bonito, lo bueno es que se mantuviera así como siempre está, limpio y con buena diversión, es la responsabilidad de la gente, depositar la basura en su lugar”, comentó.

La Avenida de Bolívar a Chávez es visitada cada fin de semana por miles de familias que pueden aprovechar cada pocos metros de diversas ofertas gastronómicas y de entretenimiento, en el sector que estuvo abandonado por años y que hoy presume de luz, colorido y un ambiente familiar que refleja la paz y la armonía que goza el pueblo de Nicaragua.