Cuando el General Sandino marchó a las montañas junto a su “pequeño ejército loco” para combatir a las tropas yanquis, lo hizo creyendo que algún día los hijos de los campesinos y obreros de Nicaragua ya no tendrían que sacrificarse junto a sus padres para llevar el sustento al hogar, sino reirían y jugarían libremente en un país diferente al que él conoció.

Hoy Nicaragua se enrumba poco a poco hacia esos sueños, y para muestra, la tarde de este domingo en conmemoración del 82 aniversario del paso a la inmortalidad de Sandino, en todos los barrios de Managua se realizaron alegres celebraciones en cada uno de los parques que el Gobierno Sandinista ha rehabilitado.

Estas celebraciones fueron el resultado de un esfuerzo de las diferentes instituciones del Estado, quienes en coordinación con los Comités de Liderazgo Sandinista y los Gabinetes de la Familia, se dieron a la tarea de hacer una tarde inolvidable para los niños y los padres de familia.

En cada parque hubo brinca-brincas, piñatas, payasos, refrigerios, dinámicas, premios y música. Y de acuerdo a los pobladores esto es nada más un ejemplo de cómo se celebran estas fechas, ya que prácticamente todos los fines de semana se organizan eventos para la recreación de la niñez.

“Todo esto es una fiesta, es alegría, nosotros lo celebramos gracias a nuestra Presidencia, a las instituciones que nos están apoyando”, manifestó Gloria Isabel Flores, del barrio El Recreo, quien refirió que existe el compromiso del Gobierno de seguir fortaleciendo las comunidades y así “tener la diversión en nuestros propios barrios”.

Otro de los parques donde la algarabía no tenía límites fue en el del barrio Juan Emilio Menocal. Ahí cada niño en compañía de sus padres pudo participar en los diferentes juegos y en las imprescindibles piñatas.

“La estoy pasando bien, me alegra estar aquí con muchos niños. A mí me gustan las actividades que están haciendo, los payasos, los brinca-brincas, las piñatas”, dijo Blanca Castañeda, de 11 años.

“Esto está bonito. Para los niños son estas actividades sanas. Esas son las actividades que se deberían estar dando periódicamente”, aseguró la pobladora Ofelia Zamora.

Esta señora expresó que por todos lados del país se están realizando obras como estas, donde los niños ya tienen espacios de recreación, lo cual es algo complementario a las acciones que el Gobierno realiza en materia de educación para la niñez nicaragüense.

De acuerdo Vanessa Gómez, directora del Instituto de la Vivienda Urbana y Rural (Invur), ellos como institución se sumaron a las familias a conmemorar estos 82 años del paso a la inmortalidad de Sandino, llevando música, juegos y toda una serie de actividades para los niños. Gómez aseguró que esto es posible gracias a la tranquilidad y la armonía que ahora existe en Nicaragua.