El Padre y Maestro Fernando Cardenal (Q.E.P.D), impulsor de la Cruzada Nacional de Alfabetización durante la primera etapa de la Revolución Sandinista en Nicaragua, fue recordado este sábado en una misa de cuerpo presente, como un hombre comprometido con Dios y con su pueblo.

El Padre Iñaki Zubizarreta destacó durante la homilía que con la partida del Padre Fernando de este plano terrenal, muchos, no solamente en Nicaragua, sino personas de todo el mundo, han enviado sus mensajes de respeto.

El prelado expresó que Cardenal tuvo que tomar en su vida decisiones difíciles, inclinándose siempre a favor del más débil.

En este sentido, Miguel De Castilla, ministro-asesor de la Presidencia en asuntos de Educación, afirmó que el educador entregó su vida a la juventud, principalmente a la más empobrecida.

“Para el Gobierno de Reconciliación y Unidad Nacional, la muerte de Fernando Cardenal es una pérdida extraordinaria, dolorosa que nos recuerda su participación en los años 80, como dirigente en la Jornada Nacional de Alfabetización, encabezando a la juventud de nuestro país en la lucha contra el analfabetismo”, expuso.

Castilla, resaltó de Cardenal la creación del Vice-Ministerio de Educación Para Adultos y su eventual titularidad del Ministerio de Educación en Nicaragua.

“Yo lo describiría como un revolucionario, un revolucionario en el sentido de querer transformar el mundo de los pobres hacia al mundo de los justos (…) Los maestros de nuestro país tenemos y tendremos en Fernando un legado muy grande en su ejemplo”, añadió.

Para el General (R) Álvaro Baltodano, el papel de Cardenal a la cabeza de la Campaña de Alfabetización impulsada por el FSLN marcó la historia en la juventud nicaragüense de esa época.

“Fue una campaña que llevó a la juventud a todo el territorio nacional y a vincular a la juventud con todo el territorio nicaragüense, en todas las zonas rurales que eran desconocidas para los jóvenes de la ciudad”, destacó Baltodano.

Baltodano se declaró testigo del empeño de Fernando Cardenal por defender los valores cristianos y la tarea social de la juventud, teniendo sus primeros contactos con él en el colegio jesuita donde se formó, y luego, en el contexto del Frente Sandinista.

“Toda la vida él estuvo trabajando por sus ideales, por sus convencimientos cristianos, por una Nicaragua mejor, expuso.