Niquinohomo, tierra que vio nacer al General de Hombres y Mujeres Libres, Augusto C. Sandino, fue sede este sábado de un encuentro de protagonistas del campo de la Campaña de Alfabetización, con participantes provenientes de todo Masaya, Granada y Carazo.

Durante el encuentro celebrado en el Centro Escolar Benito Juárez del municipio perteneciente a Masaya, se reconocieron los avances que el Gobierno Sandinista ha venido alcanzando en esta materia, obedeciendo así a cumplir uno de los más grandes sueños del General.

Los educadores afirmaron además que seguirán avanzando en estas rutas de progreso, para seguir cambiando Nicaragua y convertirla en el paraíso por el que lucharon los héroes.

Desde hace cuatro años alfabetizando en todos los niveles, Raquel Méndez valoró la preocupación del Gobierno Sandinista por educar al pueblo y se confesó alegre por la experiencia que ha obtenido, a pesar de que el único reconocimiento por su labor es la sonrisa y el agradecimiento de sus estudiantes.

“Lo que es alfabetización es enseñarles a los alumnos, a las personas adultas que ellos puedan esforzarse, salir adelante y aprender que la vida no es sólo de experiencias, sino también de cosas que ellos conozcan, cosas científicas no solo empíricas”, destacó la joven educadora popular.

A su corta edad, el bachiller Jasser López ha tenido la oportunidad de encausar en la virtud de saber leer y escribir a 7 personas.

“Ya no les pueden dar vuelta, digamos; en una escritura o en un manuscrito que pueda dejarles una herencia, determinada herencia y así evitan una estafa (…) El gobierno impulsa a través de los quintos años, los alumnos que ya han transcurrido la primaria y la secundaria lo que es la educación básica y se la transmiten a otras personas que no han tenido la facilidad de estos conocimientos”, declaró contento.

Omar Cortedano, Director de Educación General de Jóvenes y Adultos del Ministerio de Educación, explicó que los participantes congregados pertenecen a los municipios con menores índices de personas iletradas.

“La relevancia que tiene este encuentro es que nos juntamos, la experiencia de alfabetizar, de llevar la luz y verdad que nos heredó Sandino a las nuevas generaciones de nicaragüenses. Este legado que el general nos da como parte de su lucha por la soberanía, por la independencia y por la mejoría de una Nicaragua libre”, afirmó.

Con estos esfuerzos se ha logrado reducir el índice de analfabetismo hasta el 1.98% en el departamento de Masaya.

El objetivo del Gobierno Sandinista es continuar las jornadas de alfabetización hasta que no quede una sola persona en el país que no sepa leer y escribir.