El embajador de Nicaragua en Estados Unidos, Francisco Campbell, destacó la repatriación de las estatuas “Princesa de Zapatera” y “Lagarto”, dos piezas arqueológicas pertenecientes a Nicaragua que se encontraban en el museo Smithsonian de Estados Unidos y que fueron devueltas en un acto realizado este viernes.

Campbell comentó en entrevista con el periodista Alberto Mora, de Canal 4, que la idea de repatriar las piezas comenzó durante una visita que realizó a nuestro país, y conoció la historia de las obras arqueológicas que fueron sustraídas por el Ejército Norteamericano en 1931.

Indicó que una vez que obtuvo la autorización de la Presidencia de la República en el año 2012, comenzó a hacer las gestiones con las instituciones norteamericanas para solicitar la devolución de las obras.

"Tuvimos que pasar, intercambiar mucha información pero finalmente todo el esfuerzo culminó con la decisión el día de hoy de regresar, de repatriar a la ‘Princesa de Zapatera’ y ‘Lagarto’”.

"Esta mañana efectivamente firmamos los documentos pertinentes. Ya las dos obras se encuentran aquí en la embajada y próximamente vamos a estar haciendo todas las gestiones para repatriarlos de manera definitiva a Nicaragua, donde deben permanecer", indicó.

"Nosotros nos sentimos muy satisfechos y este es otro logro de nuestro gobierno. Yo creo que también demuestra que realmente ahora estamos teniendo, estamos logrando trabajar muy bien con el gobierno de Estados Unidos y me parece que este en un acto simbólico de mucha importancia", añadió Campbell.

Indicó que las piezas estarán en Nicaragua en el mes de abril, aunque no precisó una fecha exacta puesto que depende de aspectos como la coordinación para enviarlas, ya sea por barco o avión.

Historia vinculada al Canal Interoceánico

Campbell relató que entre 1929 y 1932 el Ejército de Estados Unidos se encontraba haciendo unas investigaciones en la Isla Zapatera, vinculados al Canal Interoceánico.

"Estaban ahí estudiando sobre la posibilidad de un canal por Nicaragua y ahora nosotros estamos nuevamente retomando esa idea de la construcción del canal. Así que es muy apropiado que las dos esculturas estén regresando a Nicaragua en un momento en que precisamente estamos haciendo los estudios finales para empezar la construcción del Canal por Nicaragua", explicó.

Nueva relación entre Nicaragua y Estados Unidos

Finalmente, Campbell resaltó que el acto de devolución de las piezas arqueológicas es un reconocimiento a la nueva relación que existe entre Estados Unidos y Nicaragua.

"Hay que subrayar eso, porque con esta nueva relación que estamos construyendo muchas de las cosas que antes parecían difíciles o imposibles ahora se vuelven posibles y eso es debido a la voluntad de ambas partes de ir encontrando formas positivas de comunicación", valoró.

El diplomático resaltó que en el pasado la relación entre Estados Unidos y Nicaragua ha sido de confrontación o de sumisión, (y) por primera vez estamos en una relación de respeto mutuo y eso va a ser beneficioso tanto para los Estados Unidos como para Nicaragua.