El Volcán Momotombo expulsó nuevamente una columna de gases y cenizas al caer la tarde de este jueves, sin que se registraran mayores incidencias.

El coloso arrojó una gran cantidad de gases, cenizas y material volcánico, lo que pudo observarse desde varios kilómetros de distancia.

Al igual que anteriores explosiones, esta se caracterizó por arrojar una gran cantidad de cenizas de su cráter por varios minutos y luego volver a un estado de relativa calma.