Más de 600 médicos recién graduados y a punto de iniciar su internado, participaron de un taller de inducción a la medicina natural como parte de la estrategia del Gobierno Sandinista en materia de terapias naturales y medicina complementaria.

Josué Granera, de la UCAN León, aseguró que este tipo de charlas innovan en cuanto a la formación de estos profesionales que tienen contacto directo con la población, sobre todo los que habitan en las zonas rurales.

“Es muy valioso el conocimiento que vamos a recibir hoy, porque estamos allá en el campo, estamos en un lugar donde probablemente no tengamos acceso a lo farmacológico, a lo sintético, a las pastillas. Vamos a estar a lo que tenemos al alcance, a las plantas y eso es lo que estamos aprendiendo hoy”, señaló el joven médico.

A su vez, Julliet Bárcenas, manifestó que la iniciativa es perfecta porque se asimilan las milenarias tradiciones de los ancestros.

“Todo esto nos va a servir para ayudarnos nosotros y nuestros pacientes también (…) me parece perfecto porque la población utiliza diferentes tipos de plantas. Creo que así nosotros vamos adaptarnos a este campo de medicina natural y también mostros estamos adaptando a esto”, agregó.

Jordy Castillo, de la Unan-León, afirmó que es meritorio honrar el esfuerzo del gobierno por impulsar la medicina natural alternativa. “Ya que vamos a estar nosotros en el campo, somos el primer contacto con la población, con el contacto de salud para con ellos y hay veces en el campo que la gente no tiene acceso para los fármacos pero si tienen en sus patios la medicina alternativa”, expresó el joven.

El taller contempló un taller teórico-práctico durante el cual se les transmitió a los internistas la manera en la que se deben preparar el stock de plantas y los tratamientos naturales aprobados por el modelo de salud familiar y comunitario.