Glonass-K, el primer satélite del sistema de posicionamiento global ruso, ha comenzado a funcionar. Puesto en órbita el 1 de diciembre de 2014 y con el índice 12L, es el principal de una nueva serie de dispositivos, que contarán con una vida útil de 10 años y reemplazarán a los Glonass-M, los actuales satélites de navegación rusos, informa RIA Novosti.

Sistemas de Satélites Informativos Reshetnov, la compañía fabricante, ha indicado que pesa 974 kilogramos, se alimenta de un sistema de 1600 W y transmite cinco señales de navegación en bandas de frecuencias L1, L2 y L3. Además, el aparato está equipado con el sistema internacional de búsqueda y rescate Cospas-Sarsat.