Miles de estudiantes de centros educativos públicos y privados de todo el país participaron en el primer simulacro multiamenazas que se realiza a nivel nacional.

En el Instituto Maestro Gabriel participaron 1 mil 122 estudiantes y 50 docentes y personal administrativo.

La hipótesis planteada en este simulacro fue de un sismo de 4.5 grados que afectó el Pacífico nicaragüense.

En este centro, los estudiantes prepararon 3 escenarios: prevención de incendios, primeros auxilios, evacuación y atención psicosocial.

Funcionaron 5 brigadas: prevención de incendios, evacuación, primeros auxilios, psicosocial y seguridad.

El doctor Guillermo González, co-director del SINAPRED, valoró que este ejercicio prepara a la comunidad educativa para enfrentar de mejor manera cualquier tipo de emergencia asociada con los terremotos.

González explicó que cada colegio identificó sus vulnerabilidades y de acuerdo a ello planificaron los escenarios. "Hay colegios muy próximos a ríos, hay colegios en zonas de derrumbes, o en zona de volcanes... cada colegio ha venido colocando en la hipótesis de por qué hacer la evacuación el elemento más importante que más los puede afectar a la hora de un fenómeno", indicó.

Resaltó que lo más importante es ir incorporando en la conciencia de los estudiantes el ejercicio de simulacros. "Lo que se trata es que vayamos condicionándonos al oír la alarma, desarrollar aquellas normas de comportamiento que hemos insistido. Por ejemplo, la alarma la primera reacción que nos debe llevar es a mantener la calma, revisar en el lugar donde estamos, recordar la ruta que vamos a seguir, recordar con qué compañeros vamos a seguir, recordar las cosas que tenemos que hacer para protegernos", mencionó.



"Decir que estamos preparados es ir poniendo en práctica las normas de comportamiento, reconocimiento de las rutas de evacuación, tener presente donde están las áreas de seguridad, pero también tener presentes dónde están las áreas de peligro", comentó.

González indicó que los simulacros de la comunidad educativa se realizarán los terceros martes de cada mes.

Estudiantes participaron en brigadas

Deyanira Ruiz, de la brigada de primeros auxilios, dijo que es importante que se realicen los simulacros porque les ayuda a desarrollar conocimientos para atender a los estudiantes que durante un sismo hayan sufrido lesiones.

Enoc Romero, de la brigada de evacuación, explicó que el trabajo de su equipo consiste en evacuar a toda la gente que se encuentra en el edificio e ir supervisando que nadie quede adentro. "En caso de que quede alguien llamamos a las otras brigadas de auxilio para que nos ayuden a sacar a la gente y que haya muertos", relató.



"Este tipo de ejercicios nos está fortaleciendo y nos estamos quitando un poco el miedo para así ayudar a la gente de la comunidad y haya menos afectados en el país en caso un terremoto", añadió Romero.

Nazarena Espinoza, de la brigada de seguridad, indicó que el trabajo que hace la brigada de seguridad es mantener la vigilancia en el centro para que no haya robo de equipos, mobiliario, entre otros objetos de valor.