Pochomil y Masachapa, dos de los balnearios del departamento de Managua, se encuentran preparados para recibir a los visitantes durante la temporada de verano que está iniciando.

Este fin de semana, en el marco del Día del Amor y la Amistad, muchas familias y parejas eligieron estos destinos para distraerse y refrescarse en sus deliciosas aguas.

Igualmente, el comercio comenzó a activarse de cara a la atención de los turistas nacionales y extranjeros que están llegando constantemente para disfrutar de estas playas.

El alcalde de San Rafael del Sur, Noel Cerda, explicó que las playas de Pochomil y Masachapa, ya están recibiendo miles de visitantes los fines de semana.

Cerda dijo que la mayoría de los visitantes de esas playas provienen de Managua, León, Chinandega y algunos departamentos del norte del país.

Tambien destacó el trabajo interinstitucional que desarrollan la Alcaldía Municipal, Policía Nacional, Intur, Ministerio de Salud, Marena, entre otras instituciones para mantener en condiciones óptimas los balnearios donde cada año se movilizan miles de veraneantes.

Disfrutando el 14 de febrero con tranquilidad

"Hoy domingo 14 de febrero uno anda disfrutando con la familia, saboreando el mar, el clima y esperando que está semana santa que viene sea excelente y gozando del tiempo", dijo Hugo Tellez, quien llegó desde Managua junto a su familia.

José Luis Alemán, dijo que desde las 7 de la mañana llegó con su familia procedente de Managua.

"Estamos aquí disfrutando del mar y de la tranquilidad que está ahorita. En Semana Santa esto se pone ‘full’. Además estamos comprando unos pescaditos para aprovechar el viaje desde Managua, entonces llevamos para la sopa de mañana", comentó.

Alemán destacó que se siente un ambiente seguro y tranquilo en esas playas que son un excelente destino turístico.

"Invito a las familias a que vengan a disfrutar del mar ahorita que está de maravilla esto", expresó Alemán.

Eileen Shea, una turista canadiense que llegó con su mamá de 82 años a visitar Masachapa, dijo que está encantada con la belleza de las playas nicaragüenses.

"Me encanta esto. La gente es amable, simpática, relajada. Vine con mi madre de 82 años y esto es rico", señaló.

"Aquí me da la sensación que hay mucha seguridad porque toda la gente que uno conoce parece todo relajado, dulce. Aquí es maravilloso, es todo lo que uno quiere si le gusta la onda de conocer gente, de comer pescado frito rico y ver playa y cantar", agregó Eileen.

Atracciones para todos los gustos

En estas playas las familias podrán elegir entre diferentes actividades para divertirse.

Se ofrecen paseos a caballo por 50 córdobas la media hora, también se puede andar en cuadraciclo a un costo de 250 córdobas la media hora y 50 córdobas la vuelta.

Otra actividad son los paseos en lancha que ofrecen los pescadores locales.

Los bares ofrecen música viva los fines de semana y las familias podrán disfrutar de los tradicionales platillos de mariscos y sopas que son una delicia local.

Javier García, propietario del restaurante Mar Azul en Pochomil, indicó que para este verano ellos mantendrán la estabilidad de los precios y se va a mantener la calidad de los productos.

"Estamos preparando una serie de ofertas para Semana Santa, vamos a tener ofertas en las habitaciones con desayuno incluido. Para este verano esperamos que el turista venga a disfrutar a las playas de Pochomil en especial aquí en el restaurante Mar Azul donde van a encontrar servicios de calidad y sobre todo van a estar tranquilos como si estuvieran en sus casas", expresó García.

Los comerciantes destacaron que la seguridad en ese balneario ha sido prioridad de las autoridades. "El Intur ha hecho una inversión para la iluminación de todo el centro, eso le va a dar mucho más garantía sobre la seguridad a todos los veraneantes", valoró García.

Carlos Bonilla, propietario de un negocio de renta de cuadraciclos, indicó que ahorita que comenzó la temporada de verano les ha ido bastante bien.

Bonilla explicó que ellos garantizan la seguridad de los veraneantes que utilizan sus servicios. "Les explicamos que deben andar despacio, tenemos gobernados el motor del cuadraciclo para que no excedan la velocidad permitida. Este servicio no se lo rentamos a personas que vienen tomadas ni a niños", señaló el joven.