La brigada de tránsito de Managua y varias especialidades de la Policía Nacional desarrollaron un fuerte operativo la noche de este sábado en la carretera a Masaya y en varios puntos de la ciudad de Managua.

El objetivo del operativo fue garantizar la seguridad de las familias nicaragüenses que circulan en las principales vías de la capital.

Haciendo uso de técnica nueva y aparatos modernos, como alcoholímetros, motos nuevas y radares especiales, la Policía Nacional procedió a detener y verificar a los conductores que manejaban en actitud temeraria.

El Comisionado Mayor Juan Valle Valle, jefe de la brigada de tránsito de Managua, resaltó que "este es un plan especial que estamos realizando por orientaciones de nuestro Presidente Comandante Daniel Ortega Saavedra, Jefe Supremo de nuestra Policía Nacional, con el objetivo de darle seguridad a nuestro pueblo... a todos los nicaragüenses, por algunos conductores irresponsables que toman licor y andan conduciendo".

"Vamos duro con esto, con los que andan conduciendo en estado de ebriedad. Vamos a suspender las licencias. Al que agarremos en estado de ebriedad y sin licencia va para el depósito, el que anda sin placas igual va al depósito. Esto con el objetivo de evitar tantos muertos, tantos lesionados. Queremos que cada día en Managua haya más seguridad, más tranquilidad para nuestro pueblo", indicó.

Valle dijo que el operativo se desarrolló con 45 motos, 7 patrullas, tres grúas y dos camiones.

Señaló que en la carretera a Masaya, los días sábado siempre se da el fenómeno de las carreras ilegales, pero la Policía también garantizará la seguridad en otros puntos críticos como la Rotonda Cristo Rey, rotonda Metrocentro y la Virgen, en horas de la madrugada.

"Lo que queremos es que el día domingo tiene que haber alegría, siempre con amor nuestro pueblo para que ande tranquilo, porque siempre los sábados lo irresponsables andan en carreras ilegales, en estado de ebriedad y eso no lo vamos a permitir", recalcó el Comisionado Mayor Valle.