El presidente Raúl Castro impuso hoy a Su Santidad Kirill, Patriarca de Moscú y de toda Rusia, la Orden José Martí, la más alta condecoración que otorga el Consejo de Estado de Cuba.

La ceremonia se realiza en el capitalino Palacio de la Revolución.

Instituido en 1972, el galardón se otorga a ciudadanos cubanos, extranjeros y a jefes de Estado o Gobierno por grandes hazañas en favor de la paz y la humanidad: por valiosos y extraordinarios aportes en la educación, la cultura, las ciencias y el deporte, así como por méritos destacados en el trabajo creador.