Conmovidos. Esa fue la reacción de don José Ángel Vivas, de 72 años, quien padece de una discapacidad físico-motora, y su esposa doña Emilsa Segura Cerda, quienes habitan en el barrio Batahola Sur de Managua, y este fin de semana recibieron el cariño, amor y acompañamiento de los médicos que se movilizaron en una jornada de amor y salud en todo el país.

Al llegar a la humilde vivienda, los médicos del Centro de Salud Francisco Morazán y miembros de los Gabinetes de la Familia, Comunidad y Vida, saludaron y transmitieron el mensaje de cariño que el Presidente Daniel Ortega y la Compañera Rosario Murillo le envían a cada familia donde habita un hermano con discapacidad.

Don José Ángel puede moverse con mucha dificultad y en su mirada se refleja la alegría que le produce cada visita, más aún cuando es de hermanos solidarios del Gobierno Sandinista.



En el fondo del patio de la humilde vivienda hay una cama de madera arreglada donde José pasa el día en compañía de su esposa. Desde que él padece de esa dificultad motora, doña Emilsa dejó de trabajar y se ha dedicado a cuidarlo a tiempo completo.

Tras unos minutos de plática amena don José Ángel, éste rompe en llanto, el cariño con el que está siendo tratado lo emociona, él dice que llora de alegría. Las doctoras que están atendiéndolo contienen las ganas de llorar, como si ellas sintieran la misma emoción, pero le dan ánimo y le dicen que están ahí acompañándolo como él se lo merece.

¿Por que llora?, le pregunta la doctora Dalia de Armas. "No sé, pues porque los veo a ustedes aquí todos acompañándome y al Presidente cuánto le agradezco yo, que el Señor derrame bendiciones para él y su señora, porque cuánto me ha ayudado en la comidita, bastón, mis medicamentos", relata José Ángel.

La doctora le recuerda que ellos están ahí pendientes de su salud. "Aquí estamos, aquí tiene su puesto de salud, tiene sus médicos, cualquier problema solo van (al centro de salud) le avisa al médico, a la enfermera y se le viene a ver. Recuerde que tiene que cuidarse, tomar su tratamiento y vaya a su cita al centro de salud Francisco Morazán", expresó la doctora Dalia.



Emilsa Segura Cerda, esposa de don José, relata que ellos son dos adultos mayores que viven solos, y se sienten contentos con el respaldo que el Gobierno Sandinista les da.

A su edad ella dice que quisiera trabajar, pero las condiciones de su esposo, a quien tiene que cuidar a diario, no se lo permiten.

Emilsa comentó que mes a mes su esposo recibe un paquete de comida que ayuda a la alimentación, y relató que también recibió una cocina de gas que le sirve para preparar los alimentos sin exponerse al humo que la tenía mal de salud.

El Ministerio de Salud (MINSA) y los Gabinetes de la Familia, Comunidad y Vida, se movilizaron en los diferentes barrios de Managua para visitar a los pacientes con discapacidad, en el marco de una jornada especial de cariño, amor y amistad que promueve el Gobierno Sandinista.

Este 13 y 14 de febrero, en el Barrio Batahola Sur del distrito II de Managua se visitarán 13 casos críticos y 170 casos no críticos de discapacidad.

La Doctora Dalia de Armas, directora del Centro de Salud Francisco Morazán, explicó que la visita consiste en ir a sus casas, darles orientaciones para ver cómo están de salud, tomarles la presión, ver si necesitan algo, si tienen su tratamiento y posteriormente si el paciente necesita o amerita trasladarlo al centro de salud entonces se le traslada.

"Esto es parte de un plan especial que nos orienta nuestro gobierno, el Comandante Daniel y la Compañera, restituyendo con amor el derecho a la salud para toda la población", aseguró Armas.