La prensa haitiana reportó la muerte de una niña en ese país, tras la caída de una pared de su casa, además fueron evacuadas al menos cinco mil personas, y se reportaron severos daños en viviendas, cultivos y en el fluido eléctrico.

Acompañado de lluvias intensas, Isaac ingresó por un punto de la provincia de Guantánamo, Cuba, a unos mil kilómetros al oriente de La Habana a las 11:15 horas locales (15:15 GMT), reportó la televisión estatal.

El jefe de Pronósticos del Instituto de Meteorología (Insmet), José Rubiera, indicó que Isaac causó inundaciones en las zonas costeras y olas de hasta cinco metros de altura que iniciaron antes de que la tormenta irrumpiera por la Punta de Maisí.

Empujado hacia al noroeste por una vaguada en el Golfo de México, se prevé que Isaac salga por un punto entre las provincias orientales de Holguín y Las Tunas.

Pero la tormenta, que podría cobrar fuerza y convertirse en huracán en su paso por el Estrecho de Florida, podría transitar muy próximo al litoral norte de Cuba, donde “barrera” con sus lluvias el territorio nacional.

Aunque no se intensificó durante la noche, si mejoró en organización y tiene una circulación muy extensa, que en combinación con otros sistemas del Golfo de México llevarán la lluvia a todo el territorio cubano, advirtieron expertos.

Rubiera dijo que durante el paso de Isaac por Cuba, los vientos podrían oscilar entre 70 y 95 kilómetros por hora, con rachas superiores a 100 kilómetros y un incremento de las lluvias.

Las primeras inundaciones causadas por marejadas ya afectaron las localidades de Baracoa y Guantánamo, donde se desalojó a pobladores, según reportes de la televisión estatal.

El sistema de Defensa Civil instaló refugios para los desplazados, se activaron brigadas médicas y se intensicó la limpieza de drenaje, poda de árboles, evacuación de ganado y distribución de alimentos.

Tanto en las provincias del oriente del país, donde fue decretada la ‘fase de alerta’, como en las del centro, donde se declaró la ‘fase informativa’, fueron activados los llamados ‘consejos de defensa’.