Eliminar los criaderos del mosquito transmisor del dengue, chikungunya y zika no es tarea fácil, sin embargo la limpieza constante es la solución para evitar la proliferación de las enfermedades.

Para lograr erradicar por completo las epidemias, el Minsa, Sinapred, Gabinetes de la Familia y comunidad organizada, continuaron este fin de semana con la intensa jornada de abatización y fumigación en los distintos barrios de Managua.

El mensaje por parte del gobierno lo transmitió el doctor Guillermo González, co-director del Sinapred, quien visitó casa a casa junto a las brigadas médicas para explicar a las familias cómo deben limpiar para evitar se reproduzcan los huevos y larvas de zancudo en pilas, barriles o en cualquier depósito donde se pueda acumular agua.

Limpiar pilas de agua tres veces a la semana, dejar la bolsita de abate, cepillarlas son parte de las indicaciones.

La intensa lucha por erradicar estas epidemias no solo es a lo interno de las vivienda, sino por fuera, ya que también la población está haciendo grandes esfuerzos para sacar toda la basura y colocarla en bolsas para que el camión de la basura la recoja.

Es importante recordar que el zancudo adulto vuela unos cien metros, por tal razón es necesario que todos los vecinos estén conscientes de la necesidad de mantener limpio.

Las brigadas visitaron los nueve barrios del Distrito Uno de Managua, disminuyendo, eliminando, haciendo sensibilización al morador de la casa para eliminar los criaderos como tapas de gaseosa, bolsas de confites, meneítos, helado, ya que estos son depósitos de huevos de zancudos.

“Yo limpio, boto basura, mantener seco lo más que se pueda y eso gracias a Dios ha hecho que estemos sanos”, externó Margarita Aguirre, del barrio René Cisnero.

“Ya barrí las calle, recogí la basura porque los sábados, los martes y los jueves pasa el camión de la basura y la dejo ahí para que se la lleve”, agregó.

Rogelio Moreno, nos contó que derramó un árbol de mango, ya que estaban cayendo muchas hojas que hacían que permaneciera el patio sucio y al mojarlo esas hojas podrían ser un foco de epidemias, por tal razón buscó sacos y metió hojas, bolsas y trastes plásticos que ya no ocupa.

“Aquí hacemos la limpieza en toda la casa porque sabemos que está esa enfermedad (zika) y no queremos enfermarnos ni enfermarnos ni enfermar a los vecinos. Siempre desde el fondo limpiando ahí usted puede ver los casos de basura”, resaltó.

“No mantenemos agua empozadas, en el caso de los servicios limpiamos bien y hasta veneno echamos por los zancudos, entonces manejamos seco”.

“Sería correcto que todos nos pusiéramos de acuerdo para no tener nada de suciedad porque hay persona que no limpian y se vienen las enfermedades”, resaltó.

José Adán Martínez, dijo que “aquí vienen a fumigar diario los del Minsa y nosotros limpiamos diario para evitar esa enfermedad que es el Zika. Todo lo que han dicho en el Minsa nosotros lo hemos acatado para evitar al zancudo”.

Asimismo, Ana Mendoza, recordó “a mí me dio chikungunya hace unos meses y ante eso he tomado medidas de limpieza más extremas. Es muy importante que todos los vecinos tomemos medidas para no enfermarnos. En mi casa en agua necesaria está tapada y procuramos limpiar la pila y no almacenar nada con agua que reproduzca el zancudo”.

Campaña por una vida sana

El doctor Guillermo González, recordó que esta campaña de limpieza “se trata no solo de llegar a los hogares, sino llegar a la conciencia de los compañeros y compañeras de las viviendas. Debemos llegar muy claros que la idea es que las personas se estén apropiando del porqué estamos haciendo esta campaña”.

“Necesitamos que las familias comprendan que no solo se trata del día de hoy, que se trata de una actividad permanente de limpieza, de tratar de identificar cuáles son los criaderos y eso no se logra llegando rápido, se logra conversando, convenciendo y ayudándoles juntos a identificar los criaderos”, indicó.

El Doctor González señaló que en este tiempo de verano la escases de lluvia no debe ser un factor para pensar que no se pueden formar criaderos, ya que hay que limpiar de arriba abajo, techos en los que pudo acumularse agua.