Con amor y solidaridad, miles de brigadistas del Ministerio de Salud (MINSA), de los Gabinetes de la Familia, del Ministerio de Gobernación y de otras instituciones del Gobierno, se movilizaron este sábado por los barrios y comunidades de Managua en la lucha contra el vector transmisor del dengue, el zika y el chikungunya.

Durante esta jornada los brigadistas han reiterado el llamado a las familias a mantener limpios sus hogares y libres de criaderos de zancudos.

En barrios como Ducualí, del Distrito IV, la población se mostró consciente de todo ello y dispuesta a colaborar con el esfuerzo conjunto entre instituciones y comunidad.

“Las personas deben de limpiar sus casas. Este es un bien para todos, principalmente por las criaturas. Aquí son dos niñas la que viven y tenemos mucho cuidado porque hacia el lago (en dirección norte) ha habido casos de estas enfermedades que andan dando”, expresó Blanca Torres Cabrera.

Las familias saludaron además el trabajo que realiza el Minsa al llamar a todos a poner su granito de arena y que el mosquito no siga afectando a la ciudadanía.

“Nosotros seguimos las orientaciones del Gobierno, creo que no hay nadie que no esté claro de que esto es por el bien de nosotros mismos, es un beneficio para los nicaragüenses en general”, manifestó por su parte Rolando Antonio López.

Hay que apuntar que en la lucha antiepidémica los brigadistas cada vez que se movilizan por los barrios también realizan pesquisas de casos febriles, y de encontrarlos los evalúan y remiten a los puesto de salud más cercanos para los exámenes correspondientes.

Según Gema Reyes, brigadistas de la Dirección General de Bomberos (DGB), ellos hacen énfasis a que la población de que esté pendiente de síntomas como la conjuntivitis, el dolor de cabeza, el dolor en articulaciones fiebre y la calentura.

En Ducualí este sábado se visitaron aproximadamente 1 mil 800 viviendas.

Otros lugares donde se ejecutó esta intensa jornada fueron en los barrios La Maravilla, La Curva, Sabana Grande Norte y el Jorge Salazar, en el Distrito VI. En estas localidades el número de viviendas visitadas fue de 1 mil 200.

En la Maravilla, la pobladora Antonia López, dijo que ella diariamente está pendiente de que no se acumule basura y de que las botellas u otros utensilios del hogar estén boca para abajo y así no se conviertan en criaderos.

“Yo estoy pendiente que no hayan charcos, que no haya suciedad, que no haya calaches, donde el animal (el mosquito transmisor) pueda poner sus huevos”, afirmó López.

“Para evitar esas enfermedades que andan, hay que poner de su parte, mantener limpio”, apuntó esta pobladora.

Hasta el día viernes los casos positivos de zika en Nicaragua sumaban 53 en distintos departamentos.