Las autoridades uruguayas decretaron alerta naranja en tres departamentos al norte del país sudamericano, debido al anuncio de posibles precipitaciones y tormentas aisladas, con ráfagas de viento de hasta 120 kilómetros por hora.

Los departamentos donde se decretó la alerta son Artigas, Salto y Paysandú.

De igual forma, el Instituto de Meteorología de Uruguay (Inumet) declaró alerta amarilla para las provincias de Rivera, Tacuarembó, Durazno, Río Negro, Soriano y Flores, en el centro, por condiciones climáticas que amenazan con lluvias intensas, vientos, granizo y actividad eléctrica.

Las lluvias se producen tras una calurosa canícula veraniega, que mantenía agobiados a los uruguayos, con temperaturas de hasta 38 grados Celsius.

El jefe de pronóstico del Instituto Uruguayo de Meteorología, Néstor Santayana, dijo al periódico El País que la sensación térmica de ayer alcanzó entre los 42 y 43 grados en todo el país, motivado también por la baja humedad relativa, reporta Prensa Latina.

Explicó que las altas temperaturas estuvieron favorecidas por un bloqueo que generó "vientos continentales de componente norte", un fenómeno que incrementa el calor, pero que resulta normal para esta época del año.

Santayana apuntó, como dato curioso, que este viernes las temperaturas fueron más altas en el sur del país que en el norte, debido a que en el norte del país los vientos soplaron desde el noreste y en el sur desde el noroeste.

Inumet pronostica que la semana venidera será "húmeda, muy inestable y con algunos episodios de lluvia".