En la víspera del Día Internacional de las Cardiopatías Congénitas (14 de febrero), niños y niñas de todo el país, celebraron este viernes el buen desarrollo del programa ‘Cirugías del Corazón’, que impulsa el Gobierno que conduce el Presidente Daniel Ortega y la compañera Rosario Murillo.

En medio de un ambiente festivo, quebrando piñatas y participando de concursos y actividades recreativas, estos niños que han sido parte de este programa, al ser operados del corazón, celebraron con autoridades del Ministerio de Salud y médicos sandinistas, el haber tenido una segunda oportunidad de vivir, gracias a estas operaciones gratuitas.

El Doctor Gerardo Mejía, Responsable del Programa ‘Cirugías del Corazón’, explicó que el corazón es un órgano que, para su formación, es muy complejo. Y a veces nacen niños con problemas en este órgano.

“Es una de las anomalías congénitas más frecuentes. Por cada 1 mil niños que nacen, al menos 6 tiene mal formaciones en el corazón en cada país. Cada año, estamos teniendo muchos casos. Calculamos que en Nicaragua, pueden andar unos 120 niños que nacen con algún problema”, sostuvo.

Expuso que aunque no todos tienen que ser operados; hay niños que su defecto es tan grave, que pueden fallecer, y hay otros que sobreviven con los cuidados, llevando una vida normal.

“Desde hace dos años se abrió este Centro Pediátrico del Corazón, y es un esfuerzo del Gobierno del Comandante Daniel Ortega, que cuando le planteamos esta oportunidad de construirlo, él dio una rápida respuesta”, destacó.

Explicó que se construyó este centro, y se ha contribuido al equipamiento con ayuda de una organización de Estados Unidos, llamada ‘Cirujanos de la Esperanza’, quienes colaboran en todo.

“Tenemos personal local que se ha entrenado en Venezuela, España y México; y tenemos mucha gente formándose”, refirió.

El doctor Mejía, valoró que este es un proyecto estratégico de la Presidencia de la República, y es de muy alto costo, porque las cirugías del corazón son muy caras (de 2 mil hasta 10 mil dólares), sin embargo se cuenta con el apoyo y la voluntad política de nuestro Gobierno, y las cirugías se han realizado de forma gratuita.