Un gesto de cariño, solidaridad y acompañamiento están llevando brigadistas del Ministerio de Salud (Minsa), los jóvenes de la Promotoría y los miembros de los Gabinetes de la Familia, a las Madres de Héroes y Mártires en ocasión del Día del Amor y la Amistad, el cual se celebra este 14 de febrero.

Uno de los barrios capitalinos donde este derroche de amor se hizo evidente fue en la Colonia 14 de Septiembre. Ahí 16 madres recibieron calurosos abrazos de parte del Comandante-Presidente Daniel Ortega y la Compañera Rosario Murillo, a la vez que contaron con el seguimiento médico de sus enfermedades crónicas.

Para el Gobierno Sandinista las Madres de Héroes y Mártires con mujeres muy especiales, ya que ellas encarnan el desprendimiento de sus hijos para que hoy Nicaragua viva momentos de paz, estabilidad, prosperidad y reconciliación.

“Esto es excelentísimo que nuestro Presidente y nuestra Compañera Rosario se preocupan por la salud de nosotras las madres, de todos, no solo las madres, ellos son parejos con todo el mundo que necesite que lo atiendan”, dijo Isabel Romero, madre del héroe sandinista Elvis Díaz Romero.

Esta anciana subrayó que el derecho a la salud para todos los nicaragüenses era uno de los sueños por lo que murieron su hijo y mucho jóvenes más.

“Nuestro Presidente está haciendo un papel excelentísimo, se preocupa por todo el pueblo de Nicaragua”, expresó.

Al ver llegar a los brigadistas de salud, a los jóvenes de la Promotoría y a los líderes locales, cada una de estas mujeres se mostró contenta de saber que se les recuerda y que se les honra como un elemento indispensable de este proceso revolucionario.

La señora Elba Montenegro lució muy agradecida con Daniel, y pidió que este tipo de gesto de cariño hacia ellas se mantenga.

“(Daniel) ha sido muy bueno con los pobres”, manifestó Montenegro, quien padece algunas enfermedades crónicas que son tratadas con regularidad por los médicos del Centro de Salud “Pedro Altamirano”.

El doctor César Castillo, director de esta unidad de salud, afirmó que hay un mandado del Comandante de acercarse a estas mujeres, hablar con ellas y atender sus padecimientos.

Castillo subrayó que ellas fueron las progenitoras de “esos compañeros que cayeron para que nosotros estuviéramos aquí gozando de libertad, gozando de beneficios, gozando de un buen Gobierno preocupado por la población”.

A parte de este tipo de visitas especiales, cada mes las Madres de Héroes y Mártires, son parte de un programa de atención diseñado especialmente para ellas.