La agencia calificadora de riesgo Standard & Poor’s informó el jueves 11 de febrero 2016 que otorgó una calificación de B+ con perspectiva estable a la deuda soberana de largo plazo de Nicaragua. Esta es la primera vez que Standard & Poor´s califica a Nicaragua.

Standard & Poor´s sustenta la calificación emitida en los siguientes factores: un desempeño económico estable en años recientes, la baja carga de la deuda del gobierno general, la estabilidad política del país y el consenso en torno a políticas económicas pragmáticas, la baja tasa de criminalidad y la alianza entre el Gobierno y el sector privado manifestada a través del diálogo y mecanismos oficiales de consulta. Por otra parte, Standard & Poor´s también señaló algunos factores que limitan la calificación, como son los bajos niveles de ingreso per cápita, las rigideces de la política monetaria y la vulnerabilidad del país a choques externos, entre otros.

La calificación de Standard & Poor´s es una confirmación más del desempeño y perspectivas positivas de la economía nicaragüense, lo que también ha sido reconocido por organismos financieros internacionales y otras agencias calificadoras de riesgo. Asimismo, esta calificación contribuye a atraer y diversificar la base de inversionistas, ampliar las disponibilidades de financiamiento y reducir los costos financieros, tanto para el sector público como para el sector privado.

La nueva calificación de Standard & Poor´s se enmarca en el diálogo emprendido por las autoridades nicaragüenses con las principales agencias calificadoras internacionales y es la tercera emitida por dichas agencias, siendo las otras dos calificaciones las emitidas por Moody´s Investors Service (B2) y Fitch Ratings (B+).