En punto de las seis de la tarde, Angélica Rivas estaba ingresando al Instituto Alfonso Cortés, centro donde estudia el quinto año de secundaria en la modalidad nocturna para bachillerarse y luego continuar una carrera que le permita mejorar su nivel de vida junto a su pequeño hijo Sebastián, de escasos dos años.

Al ingresar por el portón principal, Angélica saludó al portero del colegio y también a una agente policial que brinda seguridad a los estudiantes del turno nocturno, que por situaciones laborales optan por esta modalidad que garantiza el Gobierno Sandinista en su afán de llevar la educación a todos los sectores sociales y económicos.

En este esfuerzo de construir una Nicaragua mejor, contribuye la Policía Nacional al fortalecer la seguridad ciudadana y en este caso, la seguridad escolar en el horario nocturno. Angélica aplaude esa disposición del gobierno que a través de la Policía previene la ocurrencia de los delitos en los centros escolares.

“Vengo con mi hijo y la verdad que quiero terminar mi secundaria y mi hijo no es ningún impedimento, quiero salir adelante”, testimonió Rivas mientras ingresaba al colegio, donde la Policía con unos seis miembros garantiza la seguridad en su entorno.

Considera que el trabajo policial es fundamental para el horario nocturno, pues los estudiantes, en su mayoría trabajadores, ingresan al centro con total seguridad, pues los efectivos policiales están previniendo la ocurrencia de los delitos.

“La verdad que están haciendo bien en venir a resguardar nuestra seguridad, tanto en la entrada de clase y cuando salimos”, declaró Angélica, que reside en el barrio Batahola Sur.

El profesor de matemática Oscar Rodríguez, también se beneficia de este trabajo policial, pues señala que los educadores llegan con mucha confianza y entusiasmo a brindar los conocimientos a unos 93 estudiantes que reciben sus clases en el Alfonso Cortés.

“Este plan de seguridad es importante porque nos permite, en primer lugar que haya armonía entre los alumnos, cosa que se logra; y en segundo lugar nos dan el respaldo, porque garantizan que no nos visiten antisociales, que son nulos en este sector”, expresó Rodríguez.

El trabajo policial también incluye la regulación de tránsito, lo que ha permitido que en los últimos cinco años no se registre ningún accidente, tomando en cuenta que frente al portón principal del colegio, existe una parada del transporte público.

El teniente de la Estación II de la Policía Nacional, Isaac García manifestó que el Plan de Seguridad Escolar incluye presencia en los turnos matutino, vespertino y nocturno, una orientación del Presidente de la República, Comandante Daniel Ortega.

“Estamos garantizando el patrullaje a pie con los compañeros de seguridad pública, pero también garantizamos que no se den hechos delictivos en el sector y tampoco que se registren ventas de estupefacientes, licor y otros”, puntualizó García.