La Policía Nacional inició un proceso de verificación de los locales donde funcionan negocios de tragamonedas que se encuentran ubicados a menos de 400 metros de los centros educativos.

La medida responde a una disposición que establece que en estos sitios deben evitarse la entrada de menores de edad, así como de estudiantes.

En el sector del Parque Las Piedrecitas del Distrito II, los agentes verificaron la legalidad de los negocios de tragamonedas que funcionan a menos de 400 metros del Colegio Alfonso Cortés.

El Suboficial Giovanni Alemán, responsable de Seguridad Pública del Distrito II, recordó que con ese operativo la Policía Nacional está garantizando la seguridad estudiantil.

Durante la verificación, recordó a los propietarios de los negocios de tragamonedas, que deben tener sus documentos y permisos en regla, además de poner rótulos indicando que no se permite la entrada a estudiantes ni menores de edad y recordando que deben respetar el horario establecido para el funcionamiento de esos negocios, que es entre las 10 de la mañana y las 10 de la noche.



Alemán indicó que la verificación a esos locales se realizará de manera constante durante todo el periodo que duran las clases.

Además, explicó que los negocios que no cumplan con las disposiciones que señala la Ley están sujetos a sanciones administrativas o al cierre de los mismos.

Igualmente, dijo que la Policía ya no esta otorgado permiso de funcionamiento a nuevos negocios que se quieran instalar en un perímetro menor a los 400 metros de cualquier centro educativo.

Por su parte los dueños de negocios, dijeron que está bien que la Policía se presente a los mismos para verificar los documentos y la legalidad del negocio.

Melba Bustos, propietaria de un negocio de tragamonedas en el sector de Las Piedrecitas, dijo que ellos cumplen con la ley que manda a tener los certificados correspondientes como el del Intur, el de la Policía Nacional, el permiso de operación de maquinas tragamonedas y el certificado del Ministerio de Salud.