El juez suplente del sexto local de Managua, Enrique Williams Larios, condenó a 4 años de cárcel por homicidio imprudente, a Hilario Blandón, propietario y panguero de la “Reina del Caribe”, embarcación que naufragó en Corn Island, causando la muerte de 13 ciudadanos costarricenses que visitaban nuestro país.

En la panga viajaban un total de 32 personas: 25 costarricenses, 4 estadounidenses y 3 nicaragüenses.

Blandón en la audiencia inicial aceptó los hechos ocurridos el sábado 23 de enero, cuando decidió zarpar de Little Corn Island, a pesar que la Fuerza Naval tenía suspendidos los viajes por el mal tiempo.

“Quiero pedir disculpas a los sobrevivientes por el mal momento que nos tocó vivir y a todo el pueblo”, expresó escuetamente Blandón, luego de escuchar la sentencia que también establece suspensión de su licencia para navegar por el mismo periodo en que pasará en prisión.

En la lectura de sentencia asistieron familiares del condenado, entre estos, su hermana Cándida Rosa Gurdián, quien manifestó tener puesta su fe en Dios, para que Hilario cumpla su condena.

“Por muy buen capitán que seás, las cosas suceden, contra la naturaleza y contra Dios no se puede, en este caso nadie tiene la responsabilidad, las cosas pasan porque tienen que pasar, esto fue un accidente”, manifestó Cándida.

El abogado defensor solicitó al juez que Hilario pague su condena en el Centro Penal de Granada, departamento donde Blandón cuenta con familiares que pueden visitarle.

“Queremos que se le haga una valoración psicológica porque mi cliente está afectado por todo lo vivido. Vamos a revisar la sentencia y si procede la apelación, por supuesto vamos a hacerlo, pero por el momento vamos a analizarla”, declaró el abogado.