Un motín en el penal de Topo Chico, en Monterrey, México, dejó como saldo unos 60 muertos, de acuerdo a trabajadores de la cárcel en el interior del presidio.

Según las autoridades, el motivo del motín fue un intento de fuga organizado por reclusos pertenecientes al grupo criminal Los Zetas.

Se creer que Los Zetas planearon la fuego luego que se les quitara el control interno que mantenían en el recinto penitenciario.

El motín comenzó la pasada medianoche y la primera versión oficial sobre lo sucedido partió de la cuenta de Twitter de la Coordinación General de Comunicación Social del Gobierno de Nuevo León, del que Monterrey es capital y que tiene frontera con Estados Unidos.

"En relación a los hechos ocurridos en el Penal del Topo Chico se informa que la situación está bajo control desde las 01.30 horas", afirmó la institución.

Agregó que el Gobierno de Nuevo Léon "es consciente de la angustia que atraviesan los familiares de los internos" y "las autoridades continúan recabando datos".

El centro penitenciario amaneció con un fuerte cordón policial mientras se acercaban a sus alrededores decenas de familiares de los internos preocupados por la situación de sus parientes recluidos en el recinto.

"No salen ni nos dicen nada. mi hijo está en la enfermería y lo único que quiero saber es que mi hijo y mi nuera están bien", dijo a las cámaras de Televisa una mujer que se identificó como Marisela Rodríguez.

Otra mujer que logró pasar unos de los controles policiales y entró en una explanada vallada alrededor de la cárcel, dijo haber visto a un grupo de presos que le aseguraron estar bien.

"Gritaron que están bien, una voz de un hombre, gritaron que están bien", indicó la mujer.

Fuentes del Gabinete de Seguridad citadas por Televisa indicaron que hace apenas unos meses el Ejército mexicano fue retirado de la labor de la vigilancia del penal por el Gobierno de Nuevo León y el control quedó solo en manos de las fuerzas de seguridad de ese estado.

El gobernador de Nuevo León, Jaime Rodríguez Calderon "El Bronco", muy activo en las redes sociales, no se ha pronunciado todavía sobre el motín.