Con excepciones notables, como las de Emma Watson, Robert Pattinson, el propio Daniel Radcliffe o, en menor grado, Tom Felton, la verdad es que la mayor parte de los chavales que estudiaron magia en Hogwarts no han gozado de demasiadas oportunidades para demostrar su talento en la gran pantalla.

Quizá el ejemplo más evidente sea el de Rupert Grint (Ron Weasley), a quien sin duda se le auguraba una carrera mucho más prometedora, pero otros intérpretes como James y Oliver Phelps (los gemelos Fred y George Weasley), Harry Melling (Dudley Dursley) o Evanna Lynch (Luna Lovegood) tampoco han podido mantener la popularidad que en su día les otorgaron las películas de Harry Potter.

Ninguno, sin embargo, merece recibir un "muy deficiente" en su boletín de notas, pues esa calificación está reservada para Jamie Wallett, aquel niño orondo que interpretó a Vincent Crabbe, el amigo grandullón de Draco Purefoy.

Quizás estemos siendo algo injustos con Waylett, pues lo cierto es que pocos alumnos le prestaron más atención y dedicación a las asignaturas de herbología y experimentos químicos que Vincent, por mucho que creyésemos que dedicaba demasiado tiempo a comer y a atemorizar a sus compañeros de clase. Y es que Waylett dilapidó su carrera como actor por culpa de sus serios problemas con la ley, y actualmente bastante tiene con reinsertarse en la sociedad tras pasar dos años en la cárcel.

En 2011 fue acusado de participar en los graves disturbios ocurridos el 6 de agosto en las calles de Londres tras la muerte de Mark Duggan a manos de la policía, y fue sentenciado a dos años de cárcel.

No era el primer problema que el actor tenía con la ley, pues dos años antes fue condenado a 120 horas de trabajo comunitario después de que la policía encontrara en casa de su madra una plantación de marihuana. Anteriormente, en 2006, fue también denunciado por consumo de cocaína cuando aún era menor de edad.

Entre 2001 y 2009 el actor participó en seis películas de la saga 'Harry Potter',pero Vincent Crabbe ya no participó en las dos últimas entregas. Su trayectoria en el cine acabó drástica y repentinamente, un hecho que su amigo (en la ficción), Tom Felton lamentaba en una entrevista: "Es una decepción enorme. No tengo nada que comentar, más allá de que se ha echado a perder. Es una pena para él y para la franquicia".A día de hoy parece difícil que pueda retomar su carrera como actor.