Estudiar de noche es una alternativa para muchos jóvenes que deciden trabajar sin abandonar sus estudios, acción que al pasar de los años los llevarán al éxito deseado como profesionales.

Junto al deseo por coronar sus estudios de secundaria está el acompañamiento de la Policía Nacional, institución que cada tarde hasta bien entrada la noche, tiene desplegada sus fuerzas para garantizar que estos jóvenes, en su mayoría mujeres, algunas en estado de embarazo no sean objeto de asaltos por parte de la delincuencia común.

Alexa Hernández se matriculó en el Colegio Benjamín Zeledón, ella cursa cuarto año de secundaria, es de destacar que a sus 19 años tomó la decisión de trabajar sin dejar olvidados o estancados sus estudios.

“Por mi trabajo no me da tiempo estudiar normalmente como todos los estudiantes entonces decidí estudiar en la noche”.

Sobre el resguardo policial, comentó que “Nosotros los estudiantes nos sentimos más seguros y esperamos que todo el año estén en los colegios nocturnos”.

Además, resaltó que gracias a las políticas del Gobierno Sandinista los jóvenes no dejan sus estudios.

“Es bastante bueno porque así nos da una oportunidad a nosotros los jóvenes de salir adelante”.

Jairo Castellón, manifestó que “Me siento alegre por estar estudiando aunque trabajo todo el día, pero tengo mi espacio para estudiar”.

“Es una protección para nosotros porque salimos algo tarde y está bien que nos protejan. En las noches me siento seguro ver frecuentemente a la policía”, agregó.

Matrículas siguen abiertas

Las matrículas del turno nocturno están abiertas tanto para día de semana como sabatino y dominical.

Para el turno de la noche la meta son 200 estudiantes, de la cual ya se ha llegado a un 50 por ciento.

La subdirectora del colegio público Benjamín Zeledón, Rosa Catalina Espinoza, externó que “El inicio de año ha sido fructífero, tenemos una buena cantidad de alumnos en el turno de la noche, han estado viniendo poco a poco”.

“Hay que hacerle consciencia a los jóvenes y a los adultos para que no abandonen las aulas de clases porque esto es un beneficio que nuestro gobierno les está dando para que ellos se preparen”, añadió Espinoza.

“Aplaudimos y a la vez felicitamos a los compañeros policiales que nos brindan todo el apoyo a nosotros para dar seguridad a los estudiantes. En todo lo que llevamos de clases no hemos visto ningún asalto gracias a la presencia policial”, enfatizó.

Por su parte, el Comisionado Luis Rodríguez, jefe de seguridad pública del distrito III de Managua, explicó que “Nosotros tenemos un plan especial para los muchachos que estudian en la noche, tenemos un dispositivo de seguridad alrededor de los 400 metros, hacemos patrullaje a pie y patrullaje en moto, además la regulación de los compañeros de tránsito, al jefe de sector en el portón y la seguridad en las paradas de buses cercanas al colegio”.

“Con este tipo de trabajo se está previniendo el robo en cualquiera de las modalidades, el objetivo es brindarle seguridad a todos los estudiantes y a la población que está saliendo de sus labores”, enfatizó.