El Volcán de Fuego, ubicado a 50 kilómetros de Ciudad de Guatemala (capital), entró en una poderosa fase eruptiva la noche de este martes.

De acuerdo a un vocero de la Coordinadora para la Reducción de Desastres (CONRED), David León, las columnas de cenizas se elevan a 4.700 metros de altura, y se espera que alcancen la capital.

Las explosiones presentan incandescencia a 150 metros sobre el nivel del cráter y alimentan un flujo de lava en dirección al sur, con una distancia de 800 a 2.000 metros, señalan las autoridades.

La CONRED ha explicado que se está evaluando la situación sobre el terreno y que, por el momento, no hay daños ni evacuados. Asimismo, ha indicado que la actividad del volcán es "moderada".