¿Qué podría salir mal? Una réplica del legendario barco Titanic estará lista para zarpar en 2018.

Más de un siglo después de que el Titanic se hundiera en su viaje inaugural, naciendo con esta tragedia una de las leyendas más conocidas de nuestro tiempo, el multimillonario australiano Clive Palmer y su compañía, Blue Star Line, decidieron darle una segunda oportunidad para completar su travesía.

La réplica lucirá igual al buque que se hundió un 14 de abril de 1912 en las aguas del Oceáno Atlántico, excepto que esta vez promete cumplir con todas las exigencias de seguridad marítima.

Aunque también tendrá algunas diferencias: esta nueva versión será cuatro metros más ancha que la original y su casco estará soldado, no remachado, informa The Independent.

Otra diferencia es que el Titanic II tendrá esta vez suficientes botes salvavidas, además de las réplicas de los botes originales, a modo de decoración.

Sumado a todos los lujos, este barco tendrá navegación digital, sistemas de radares, control por satélite y todo lo que se espera de un barco de este tipo en pleno siglo XXI.

En total, el nuevo Titanic tendrá nueve pisos y 840 cabinas capaces de acomodar a 2 mil 400 pasajeros y 900 miembros de la tripulación. Además, de una piscina, baños turcos y gimnasios.

Al igual que el original, el barco dividirá a sus pasajeros en primera, segunda y tercera clase.

Su viaje inaugural será de Jiangsu, China a Dubai, en los Emiratos Árabes Unidos.