Los aspirantes a la presidencia de Estados Unidos por el Partido Demócrata, Bernie Sanders, y el Partido Republicano, Donald Trump, ganaron cómodamente las primarias desarrolladas en el Estado de New Hampshire este martes.

De acuerdo a las primeras proyecciones presentadas por medios estadounidenses, Sanders ganó el 56% de los votos, mientras que su contrincante, la ex secretaria de Estado, Hillary Clinton, alcanzó el 41.8 por ciento.

Sanders y Clinton obtuvieron un empate técnico en Iowa, donde se decidió a favor de Clinton por dos décimas.

En el campo republicano, el billonario Trump logra recuperar terreno tras su derrota en Iowa, donde quedó en segundo lugar, por detrás del aspirante Ted Cruz.

Trump alcanzó esta vez el 33.5 por ciento de los votos, seguido por el gobernador de Ohio, John Kasich.