Las familias del barrio ‘El Paraisito’, de Managua están claras que solo unidos y articulados con las instituciones del Gobierno, podrán detener la propagación de epidemias como el zika, dengue o chikungunya. Y precisamente por esto, la mañana de este martes han emprendido una intensa jornada antiepidémica, que comprende desde la eliminación de criaderos, hasta poner en práctica medidas de higiene en el hogar.

Para Yolanda Martínez, pobladora de esta zona de la capital, no hay que descuidar las buenas prácticas de higiene, desde tapar los alimentos, tapar los depósitos de agua, estar atentos a signos o señales de estas enfermedades en personas vulnerables, como embarazadas, niños y adultos mayores.

“Es necesario estar unidos. Levantamos la bandera de la unidad, y nos sumamos todos a esta compaña de hacer conciencia que sin mosquitos no hay virus, y para ello tenemos que trabajar duro, desde los hogares, con las brigadas de salud del Minsa, eliminando esas larvas, esos mosquitos adultos que se alojan dentro de nuestras casas”, expuso.

Los pobladores de este barrio, están consientes que la higiene es clave para que el mosquito que produce estos virus, no se multiplique, y por tanto no multiplique estas epidemias en Nicaragua.

“Sabemos que el Gobierno del Presidente Daniel y la compañera Rosario Murillo, invierten millones para la salud y protección de nosotras las familias. Porque solo la fumigación y abatización en todos los barrios del país, implica un enorme gasto. Es por esto que debemos de poner de nuestra parte, y limpiar nuestros patios, nuestras casas, sacar la basura”, dijo Amelia Zapata.

Gabinetes de la Familia y miembros de la Juventud Sandinista, fueron casas por casa, explicando la importancia de trabajar la erradicación del mosquito desde el hogar; y para esto, haciendo un trabajo de conciencia, explicaron que es necesario que todos abran las puertas a las brigadas de fumigación y abatización, para hacerle frente a estas enfermedades.