Un troyano, ese programa similar a un virus que instalamos sin querer, se ha convertido en la nueva amenaza a la privacidad de los usuarios de redes sociales.

El troyano en cuestión ha sido denominado el T9000 y es capaz de grabar de forma sigilosa video y audio de Skype.

También puede hacer capturas de pantalla y hasta reconocer lo que escribimos en la plataforma de comunicación.

De acuerdo a expertos en seguridad cibernética de Palo Alto Networks, este troyano hace todo lo posible para no ser detectado y espiar toda tu actividad.

Una vez T9000 ha infectado un sistema, su principal objetivo es recoger información sobre la víctima, y para ello usa Skype, almacenando la información robada en un directorio especialmente creado por el troyano llamado “Intel”, donde los atacantes posteriormente obtienen la información.

Para evitar este troyano, tenemos que tener cuidado con la petición de “explorer.exe” para usar Skype, ya que esto es lo que permite al malware grabar y almacenar archivos de video, audio y texto.