La popular aplicación de mensajería móvil Whatsapp podría estar bloqueando cuentas en dependencia de cómo se estén comportando con otros usuarios.

La aplicación medirá tu comportamiento mediante el número de bloqueos que hayás recibido.

De esta manera, si varios de tus contactos optaron por bloquearte, Whatsapp estaría suspendiendo tu cuenta temporalmente.

La medida sirve como una forma de “castigar” a los usuarios del servicio que resulten molestos con otros usuarios.

Tras un primer bloqueo de la compañía, que servirá como advertencia, Whatsapp podría suspenderte de forma definitiva si continúan las quejas de otros usuarios.

Todo este proceso no será automático y sin previo aviso: WhatsApp enviará notificaciones a los usuarios advirtiéndoles de su mala conducta.