El Gobierno Sandinista que conduce el Presidente Daniel Ortega y la compañera Rosario Murillo, distinguió este lunes los más de 4 años de misión diplomática del Embajador Extraordinario y Plenipotenciario de la Federación de Rusia en Nicaragua, Nikolay Vladimir.

En nombre del Presidente Daniel, la Cancillería de la República, impuso la Orden José de Marcoleta en el Grado de Gran Cruz el diplomático ruso, al término de su misión en Nicaragua.

El Canciller Samuel Santos, destacó el decidido apoyo del Embajador Vladimir para fortalecer las relaciones de amistad y cooperación entre Rusia y Nicaragua.

“Las relaciones de amistad entre Nicaragua y Rusia, data desde los años cuarentas del siglo pasado. Con el triunfo de la Revolución Popular Sandinista, el 19 de julio de 1979, las relaciones entre pueblos y Gobierno de ambos países, se estrecharon estratégicamente”, sostuvo.

Indicó que el éxito de la misión diplomática del embajador Vladimir, alcanza su máxima expresión en ocasión de la conmemoración del 70 Aniversario de la Gran Guerra Patria Rusa, involucrando a organizaciones nicaragüenses solidarias, con el pueblo ruso.

“Durante todo el periodo de su misión, ha logrado incrementar las relaciones estratégicas entre la Federación Rusa y Nicaragua”, aseguró.

El Canciller Santos, indicó que como ha sido anunciado por la Coordinadora del Consejo de Comunicación y Ciudadanía, compañera Rosario Murillo, se han acordado distintos mecanismos de fortalecimiento de cooperación en materia de salud, con centros científicos de la Federación de Rusia, en temas sobre opstetricia, ginecología, neonatología, entre otros.

Durante su intervención, el diplomático ruso, destacó importantes avances en los que la cooperación de su país tuvo gran impacto en Nicaragua, además del alto nivel de las relaciones entre ambas naciones.

"Fue un gran honor representar a mi país en Nicaragua. Valoramos altísimamente nuestras relaciones en este país".

"Quiero agradecer el personal apoyo del Presidente Daniel Ortega y la compañera Rosario, de Laureano Ortega, quienes desde el primer momento que estuve aquí, me dieron su apoyo, completo, entendimiento y confianza", expresó.

El Embajador de la Federación de Rusia, también aseguró que la visita que hiciera a Nicaragua el Presidente Vladimir Putin a Nicaragua, el pasado 11 de julio 2015, "no fue inesperada", sino estratégica para fortalecer mecanismos de cooperación y estrechar más los lazos de amistad.

Aseguró que gracias al desarrollo que ha tenido en los últimos años Nicaragua, las relaciones comerciales con Rusia han incrementado.

“Nicaragua ahora tiene mucho más potencial económico. Y en este sentido empezamos proyectos de más tecnología. Se empezó a construir en carretera Norte una Planta de Producción de Vacunas, para toda la región y el continente Americano”, concluyó.