El padre Eliécer Balladares dio la bienvenida a unos 450 [email protected], que participaron junto a sus padres en la Misa de Acción de Gracia que marca el inicio de un nuevo año escolar en el Hogar Zacarías Guerra.

En este grupo de alumnos se encuentran 130 niños y niñas que son atendidos bajo el modelo de alianza, entre el Gobierno Sandinista, a través de los Ministerios de Educación y de la Familia, y el Hogar Zacarías Guerra.

Estos niñ@s forman parte del programa "Ángeles de Cristo" que desde varios años apoyan ambos ministerios, con el objetivo de brindar educación a niñ@s que vivían en situaciones de riesgo.

“Las expectativas para este año es mantener siempre la excelencia y la calidad en el servicio que prestamos, específicamente a los niñ@s que son enviados por el Ministerio de la Familia que son 130 niñ@s junto con un programa que goza de la experiencia y la tradición de la pedagogía migoniana, al frente estamos los padres, los religiosos capuchinos que ya tenemos más de 40 años prestando este servicio”, dijo Balladares.

Añadió que en el caso de los estudiantes atendidos bajo el modelo de alianza, son captados por el Ministerio de la Familia de hogares vulnerables por la violencia intrafamiliar y otros problemas sociales.

“Tenemos convenio con el Ministerio de la Familia y Ministerio de Educación, esto es preocupación de [email protected], tenemos que sacar adelante a estos niñ@s que nos ha encomendado Dios y la Patria. Tenemos apoyo constante de parte del gobierno y de parte de otras instituciones privadas que creen en nosotros”, declaró el sacerdote capuchino.

Los jovencitos se declararon entusiasmados por regresar a las aulas de clases, mientras los padres de familia, cuyos [email protected] son [email protected] en el modelo de alianza, agradecieron al gobierno y al Hogar Zacarías Guerra por impulsar un programa educativo que garantiza bienestar y conocimiento a la juventud nicaragüense.

La señora María Pavón, manifestó que en este centro su hijo Marvin Burgos, ha logrado mejorar el rendimiento escolar, gracias al apoyo de las instituciones arriba citadas.

“Ese programa está bien, porque mi hijo pasa aquí todo el día y no anda en la calle, el Ministerio de la Familia me ayudó y ahora mi hijo está aprendiendo mucho gracias a ese respaldo. Todo el día están aquí, tienen su recorrido, lo llegan a traer y lo pasan dejando”, mencionó Pavón.