Durante esta semana el Palacio Nacional de la Cultura aloja la exposición didáctica en formato digital del Archivo de Rubén Darío en Chile. Una bonita muestra de cartas, fotografías, poemas y otros manuscritos de esa faceta chilena del Príncipe de las Letras Castellanas.

La exposición fue abierta al público en ocasión del Centenario de Darío, por el Director del Instituto Nicaragüense de la Cultura (INC), Luis Morales, y por el Embajador de Chile, José Miguel de la Cruz.

El embajador sudamericano expresó que parte de la exposición ilustra al Chile que conoció Darío, es decir, su progreso material, sus ciudadanos y su gente.

“Esto se va a exhibir en otras ciudades de Nicaragua. Es un aporte al conocimiento del poeta y que verifica que la amistad entre Chile y Nicaragua es antigua y perdurable”, manifestó de la Cruz.

Efectivamente, del Palacio de la Cultura, esta muestra de documentos históricos pasará a recorrer todo el país, y según el director del INC, esto podría tomar todo el 2016 y 2017.

“Es una exposición didáctica que está preparada de tal manera que cronológicamente ustedes van a conocer cómo es la estadía de Rubén Darío en Chile”, explicó.

Y es que conocer la estadía de Rubén en ese país es fundamental para comprender su obra. Ahí escribió “Emelina” una novela hecha a la carrera pero con gran valor sentimental, ya que lleva el segundo nombre de Rosario Murillo, su primer amor. Así mismo, y mucho más importante, es que en Chile escribió y publicó “Azul”, un extraordinario libro que representa un parteaguas en la literatura castellana.

Los asistentes a la exposición la catalogaron como muy enriquecedora, al llevar al público nicaragüense esa parte de Darío.

“Estoy maravillada de esta exposición. Es una belleza que todo el pueblo nicaragüense, todas las representaciones sociales puedan ver esta exposición, y lo lindo es que va a girar por toda Nicaragua”, afirmó la poeta Ninoska Chacón.

El poblador Cristino Mayorga, también se mostró satisfecho al saber que Nicaragua ya cuenta con estos documentos. Para él esto ayudará a comprender un poco más el verdadero valor de la obra dariana.

“Ahora se está abriendo al pueblo lo que en realidad debería haber sido hace mucho tiempo. La exposición está muy interesante desde distintos puntos de vista”, expresó.

“Yo creo que además se sustantivizar a Darío hay que estudiarlo filosóficamente, ver el contexto de cada uno de sus poemas, de cada uno de sus cuentos, y ver el mensaje”, manifestó.

Estos archivos ahora pasan a formar parte de la “sala dariana” de la Biblioteca Nacional, una de las más completas del mundo.